Buscar

El eterno femenino

Por Arantxa Castillo

Categoría

Uncategorized

Lecciones del segundo mes de independizarme

Mis descubrimientos latinos que no son reggaetón

Entrada destacada

Cuarto Propio (Me mudé)

Estoy feliz; genuina y dulcemente feliz, me mudé por fin, ha pasado casi una semana de la mudanza y siento que ha sido una de las mejores decisiones de mi vida; entre tantas cosas todo me es completamente nuevo ahora, estoy llena de tantas emociones y al mismo tiempo extraño mucho a mis papás y mi hermano( Mi Xavi🖤)

El primer día no pude dormir de la emoción, no sabía si pellizcarme, llorar, gritar o reír, es más tuve un sueño rarísimo, hermoso, mejor dicho.

Soñé que a unas cuadras de mi nueva casa abrían una casa de té, dos chicas que atendían ahí se me acercaban e invitaban a pasar para que según ellas probara el mejor té de la Ciudad, una tradición nueva, diferente.

Yo les decía que eso no era posible que yo ya conocía varios salones de té donde vendían los mejores y que la suya no entraba en la lista, pero ellas insistían en que lo probará que este era impresionante, tras la insistencia acepté y al entrar me sentí como Alicia en el País de las Maravillas llegando con el sombrerero loco, había un aire surrealista, fantasioso.

Al adentrarme al lugar me volvía loca de emoción porque cada té tenía el reflejo de fotografías perfectamente nítidas en movimiento, había paisajes, personas, diversas figuras, me decía cómo es posible que no lo hubiese visto y pensaba que era extraordinario, tan mágico, quería probarlas todas, cada una un sabor distinto, imagen diferente.

Había tantas posibilidades, tanta belleza, no sabía por dónde empezar, era un sueño alucinante; creo que describe perfectamente mi sentir.

Anuncios

A de Abeja: la miel y su infinito universo

a través de A de Abeja: la miel y su infinito universo

Reconocer “ese día imperfecto” para sentirte mejor

Hay días en los que pienso y siento que las cosas no están perfectas o no están bien y me agobio mucho, por no cumplir mis propias expectativas, pero ¿por qué tendrían que obedecer algún modelo? 

DSC_0685

Y es que en teoría sabemos que no existen las vidas perfectas, pero la felicidad se ha vuelto una obsesión tan estúpida como cualquier otra cosa, que a veces sólo hay que aceptar el malestar momentáneo y dejarlo pasar; en mi expectativa de mi vida perfecta, hago yoga, natación, soy reportera y escribo en mi blog,  todo el tiempo, productiva, sin correr de un lado a otro con energía al full, alimentandome sanamente, empoderada 24/7 sin mis viejos hábitos anti felicidad, sin voces saboteadoras, libre y poderosa,pero no siempre me siento así.

Tengo 27 años y empiezo a comprender que las cosas  no estarán perfectas nunca, pero en ese camino está su perfección aunque no parezca, no estarán acorde a tu ideal de debería, pero no por eso estás yendo en dirección contraria y está ardiendo Troya ,ni se está hundiendo el Titanic, sólo es y punto.

Hay días que no estoy bien,  el sentir, me obsesiono o no puedo dormir me da insomnio y veo todo oscuro, me caen mal todos, veo mis ojeras y no lo intento más no las voy a maquillar así me siento hoy y no está mal, no lo quiero negar, pero luego pienso los 27 han venido raros ¿no está funcionando todo lo que hago? ¿cuántas veces voy a sabotearme? ¿ de qué sirve tanto crecimiento personal?

Lo que sigue es que  me culpo por esas reincidencias, por caer en esos hábitos nefastos roba bienestar que prometí no hacer más,  me juzgo y me culpo por culparme, pero después hago una pausa y  qué más da no todos los días me hago desayunar ese acai bowl perfecto y omelet digno de foto de instagram, no todos los días estoy al cien, pero no por eso debo sentirme en “cero”, no pasa, tampoco estoy así siempre

Y lo comprendo ¿por qué  insistir? e intentar quitar de golpe un malestar y lo acepto, me dejo fluir con la mala noche, el mal sentimiento, la voz del ego engañosa y culpógena que te recuerda tus miedos, me siento, me relajo y descubro que no todo está tan mal, de hecho casi nada lo está,

Viendo el asunto desde otro lado, es más un mensaje chistoso, un comentario agradable, una cara que alegra ver porque sí, un abrazo, un té o un café en compañía sagrada, un buen atardecer en la ciudad, uno minutos sentado en el parque me conectan y lo descubro no es tan malo.

Yo también me siento así, no pasa nada, mañana será otro día 🙂

 

Debates sin sentido

Pienso que una de las formas más auténticas de vivir y ser felices es aprender a deducir y seleccionar muy bien tus ideas, sin dejarte llevar por lo que te han contado o te dicen otros; se han dado cuenta lo mucho que seguimos pensando que nuestras ideas son correctas y lo fácil que se debate en la mesa cuando se ponen temas como alimentación, ecología, veganismo, feminismo, política o alguna postura ideológica y el ambiente se torna fundamentalista, el clásico respeto tu idea, pero….
El problema es que en pleno siglo XXI en un mundo tan diverso, tan multicultural y con una historia enorme, creamos que tenemos la razón y los otros no, es verdad que hay gente que debate sin argumentos, que defiende ideas machistas, racistas, elitistas, de derecha que no me gustan nada y no las comparto; pero yo creo que debatir y pensar que el otro es ignorante no tiene mucho sentido, defender ideas y no argumentarlas o no oír con calma al otro es nefasto.
Además considero que muchos debates vienen de defender las ideas que hiciste tuyas por tu educación, porque lo leíste en un artículo, porque es la opinión de tu gurú favorito, te lo dijo tu maestro o lo viste en algún lado, pero sí nos cuestionamos nuestras propias creencias y generamos las propias, es un derecho que todos tenemos. No lo olvidemos.
En fin para mí no vale defender tus posturas, no me interesa que las adoptes o no es cosa tuya, pero si me gusta compartirlas y argumentarlas desde una visión que no incluya prejuicios ni ataque y quizá así el otro sienta interés genuino y piense sí es cierto podría ser; y quizá se acaben esos molestos e intensos debates de la mesa, el twitter, o el face.

De encuentros no tan casuales

Escribir de encuentros casuales y maravillosos que parecen no tener algún sentido ahora no es algo que acostumbre a hacer, pero la anécdota fue tan especial que sentí necesidad de contarla, con la intención de que me pasé más seguido y no me olvidé de que las sincronías están ahí para nosotros siempre solo que la rutina y la vida ajetreada nos desconecta de la magia de vez en cuando.
Hace unos días me pasó algo súper fascinante, de esos encuentros que yo consideraría mágicos muy especiales de sincronicidad y de serendipia completamente,
Me encontraba en el centro histórico en la plaza de Santo Domingo por asuntos laborales.

Terminando esta jornada decidí pasar a una cafetería que está enfrente de la plaza de Santo Domingo que llamó mi atención porque tenía unas sillas bastante bonitas y la decoración estilo moderno, entre las históricas calles del centro.
El punto es que llegué al lugar, como de costumbre empecé a dudar entre que sí pedía y un café un latte o un matcha o un pan artesanal y un rol de canela que se me antojaba demasiado.

Acto seguido pedí un rol de canela. Y de nuevo empecé entrar en otra confusión entre si me sentaba en la parte de afuera con las sombrillas viendo hacia el centro histórico o si me sentaba en la parte de arriba que no había visto pero se veía interesante o me quedaba en la barra Pues mientras yo dudaba y miraba hacia arriba y hacia abajo y hacia fuera.
un señor sentado en la barra se estaba percatando de todo yo seguí absorta en la ridícula confusión pasaron quizá algunos 20 o 30 segundos en lo que yo decidía y de repente escuchó una voz diciéndome hey siéntate aquí no lo pienses tanto hazme compañía en un acento cubano , a mí me fascinan los acentos en las personas,pero me pareció atrevida su actitud.

Sin embargo al voltear a ver de dónde provenía la voz, vi un señor de unos sesenta a setenta años con una sonrisa muy afable y una boina encantadora “calada al estilo del Che”, estaba a lado de la máquina del café a pocos centímetros de mí.
Pensé que este señor quería ligarme o me iba a acosar, pero no lo que pasó después fue casi poético,pero estaba lado y ahora entre mi silencio, la gente del café me miraba con atención para ver qué le diría Si o No. ¡Qué pena! pensé.

Le dije ok por impulso de falta de reacción e inmediatamente pensé: me levantaré cuando empiece a decir algo incómodo, vaya a mí siempre se me dan esos encuentros geniales, pero ya también he tenido malas experiencias, estaba un poco traumada.
Por lo cual acepté con la reserva de que tal si era una mala compañía e iba empezar a contarme su vida o preguntarme cosas en mi momento introspectivo o peor aún qué tal si sí quería ligar o tirarme la onda, así que pensé en levantarme tan pronto dijera algo incómodo.

Con lo que detesto las pésimas conversaciones y peor aún el intento de flirteo con gente desconocida que resulta fatal o peor todavía el acoso; pero antes de todo sentí curiosidad y le pregunté de dónde era por su acento, me respondió que de la Habana. El agregó que estaba vacacionando por aquí, y sentí más curiosidad todavía “wow Cuba” y le pregunté por la situación política y cultural y bueno de ahí comenzó una plática muy interesante sobre la gente y el gran sector de la población que no tiene acceso a internet ni a muchas cosas como en México, pero el alto índice de chicos y jóvenes que acuden a las bibliotecas y que si bien no ven películas de Hollywood miran otras cosas y su grado de cultura es elevado, por lo cual son personas que tienen más capacidad e interés de participar en las cuestiones políticas de su país.
Vaya habían pasado 10 o 15 minutos y no había sentido ganas de levantarme, él tenía un carisma impresionante hablaba muchas cosas coherentes tenía un sentido del humor y me hacía reír y era muy genuino.
A mí me pareció muy interesante todo lo que me contaba y al poco tiempo me mostró una revista y empezó a hablarme de los rusos y lo increíble que creía era su cultura y sus genios, y me acuerdo que decía es que ¡los rusos son tremendos¡ siempre he pensado lo mismo y dije por supuesto.

Empecé a hablar de Milan Kundera y como por él llegué a Anna Karenina de Leon Tolstoi, escritor ruso que escribió Iván Ilich y las tragedias de estas historias, o lo grandioso que para mí era Lolita de Vladimir Nabokov que me encantaban pero creía que en definitiva la literatura latinoamericana era una joya porque era nuestro espejo.
Sin darme cuenta habían pasado quizá otros diez minutos y yo no me había levantado del asiento, a los pocos minutos me dijo que me invitaba un café, no lo sentí a apropiado, porque era un desconocido, pero insistió no de forma incómoda sino como vaya no sé pero no podía decirle que no a ese cubano adorable, aunque mi mente pensaba en términos de correcto o incorrecto. En fin le acepté un matcha latte pues ya estaba ahí y esa es mi bebida de cabecera, algo así como “el ya sabe lo de siempre por favor”.

Y entre lo que platicabamos y me mostró su revista empezamos hablar ahora de que era el matcha le conté que era un té pulverizado proveniente de Japón, que en la época de los imperios japoneses las geishas lo preparaban como ritual en la ceremonia del té, era un arte y me dijo que las geishas eran fascinantes me emocioné mucho porque amo las geishas y de hablar del arte de ser una geisha que eran artistas, bellas, musas, damas de compañía y mujeres cultas con kimonos preciosos empezamos hablar de feminismo.

Después de como medía hora vino la pregunta y¿ tú a qué te dedicas le dije soy periodista y tengo un blog, y él se emocionó muchísimo porque era fotógrafo y trabaja en una agencia de prensa latina.
Me enseñó fotos que había hecho en Cuba y donde salía él hace algunas décadas, no era nada mal parecido, sino muy guapo y con mucho porte pensé cuando vi sus fotos; tanto que no dudé en imaginarme que si él fuera mucho más joven me hubiera flechado casi al instante de tener una charla así.

En fin de ahí hablamos de foto de su carrera en Cuba, de sus anécdotas en la era de Fidel Castro, anécdotas políticas y sociales, él era una crack además tenía sentido del humor,un deleite para mí oír tanto, no me levanté de la mesa ok ya había pasado casi una hora.

Luego la conversación retornó a mí, él me preguntó por mi blog; yo le conté de qué hablaba y se lo mostré con varios post en especial al azar le enseñé uno de los textos en la cual escribí sobre El intenso calor de la luna novela de Gioconda Belli; una escritora y poeta uruguaya.
Y de nuevo ahí estaba su expresión de júbilo en la cara, porque la conocía y me dijo “Yo le tomé fotos en la Feria del Libro de Guadalajara, es una mujer maravillosa, fascinante ella”, es justo las fotos que venía a imprimir hoy”.
Me emocioné de nuevo porque me enseñó las fotos y yo no podía creer que alguien en una mesa conociera todo lo de lo cual yo hablaba, y justo tuviera que imprimir fotos de Gioconda Belli, mientras yo le enseñaba lo que escribí sobre ella.
Fue tan hermoso,que pudiera hilar ideas a la par y saber de qué hablaba; por un segundo èl no podía creer que yo tuviera 26 y conociera esos autores.
Para resumir me dijo que me regalaría esa foto de obsequio y en lo que yo estaba ahí fuimos a la catedral de Santo Domingo, yo llevaba mi cámara y él la suya para variar otra coincidencia especial; así que tomamos fotos èl me dio consejos sobre cómo retratar a la gente en la calle y en todo en general; en el camino hablaba de política de nuevo, de las diferencias de México y Cuba, de autores latinoamericanos,
Al llegar a imprimir las fotos me regaló la de Gioconda Belli con la que sellamos el encuentro serendípico del día; para esto me firmó la foto e hice una risa inspirada como de emoción de ilusión no sé qué cara hice, pero me pareció un gesto bellísimo de él para mi y le dije Gracias.
Él me dijo “no por favor a ti, porque eres encantadora”, con un tono tan dulce y cálido y realmente inspirado que me cautivó porque la palabra Encantadora es mucho más poderosa y especial que oir que te digan guapa o bonita, me pareció un halago real y atinado porque él era encantador.
Él continuó y dijo que era realmente encantadora que seguro tendría que haber miles de sujetos haciendo fila tras de mí y mi expresión fue de ternura y risa por el comentario final “Si supiera pensé”,pero parecía tener las palabras adecuadas o atinadas, porque inmediatamente dijo: “claro, pero no es así del todo porque los hombres somos muy estúpidos y entre más jóvenes”.

Minutos después nos despedimos e intercambiamos contacto pero francamente no pensé en hablarle, pero perdì su contacto. y ahí quedó en la bella anécdota; es más no recuerdo su nombre,pero jamás olvidaré el encuentro con él y conservo mi foto con esa bella dedicatoria a mí y a mi mirar.
Suelo tener explicaciones casi de todo lo que me pasa, pero eso fue tan mágico en un momento completamente inesperado, que sólo lo disfrute y lo viví; hasta la fecha no sé qué significó.

¿Cómo superé los ataques de pánico?

sanar jiwon oak

Yo  he tenido muchos ataques de pánico durante un largo periodo en mi vida, el primero me dio cuando tenía 16 años. La verdad, como muchos lo viví como episodios aterradores donde creí que podría morir de manera inminente o estar experimentando síntomas de una enfermedad fatal, la primera  quedó descartada después de varios episodios, la segunda la verdad no, porque siempre me quedaba la duda de ¿qué tal si ahora sí era algo dramático?.

Tardé muchos años, de trabajo personal  para comprender, asimilar, dejar ir el miedo que me daba tener esos momentos, de tal manera que cuando me ocurrió el último ataque de pánico me encontraba sola en casa y mientras subía las escaleras me fui quedando sin aire y me fui desvaneciendo lentamente mientras sostenía mi mano en la pared y no podía evitar hacer bocanadas para jalar el aire en el piso, parecía que me estaba dando un ataque de  asma realmente eso parecía, mientras mi corazón latía con velocidad como si estuviera corriendo en un maratón, sabía que era un ataque de pánico y  aunque parecía que debía llamar a urgencias médicas, conocía tan  bien los síntomas de pe a pa que  simplemente no tuve miedo, porque sabía que pronto iba pasar y no iba morir ni mucho menos y el aire estaría ahí pronto, no pensé en el futuro sólo confié en mi cuerpo.

Cuando paso todo me quedé en el piso me levanté corrí a mi habitación y me vi al espejo mis ojos, mi cara estaba roja, me veía exaltada y agotada al mismo tiempo  y dije Ok NO TUVE MIEDO  y me invadió una emoción y lo  primero que pensé fue  que tenía que compartirlo y así surgió este post.

Obvio que para ese momento tuvo que haber muchos otros ataques e incluso un entrenamiento consciente de que estaba pasando por ataques de pánico y tenía que dejarlos hacer explosión en mi cuerpo.

Durante muchos años leí mucho sobre el funcionamiento de la ansiedad, el ataque de pánico, el cortisol (la hormona del estrés), el sistema nervioso y parasimpático, psicología, superación personal, psicoanálisis, Gestalt, psiquiatría, es más tomé terapia  y con el tiempo entendí consciente cómo funciona  el estrés el cual se acumula, crea un desgaste y desequilibrio y el cuerpo lo  asimila como peligro de forma”primitiva” como en la época prehistórica cuando los hombres percibían una amenaza y el cuerpo en su afán de protegerte manda señales, bombea más rápido la sangre, el corazón late más fuerte como consecuencia de esto, los sentidos se agudizan y se alistan  para atacar o huir por eso ocurren tantos síntomas raros, en efecto esto a grosso modo es un ATAQUE DE PÁNICO.

Lo malo es que  cuando volvía a tener el ataque así hubiesen pasado meses o casi años sin estos,  me volvía a dar pánico, miedo, terror y poco me servía todo lo anterior para apaciguar el miedo, porque por más consciencia que tuviera sobre estos episodios yo era la más temerosa y desconfiada, porque mi  mente subconsciente o sea mi mente emocional a la cual la razón no le importa un diablo,  seguía temiendo confiando poco o casi nada  y experimentando este episodio como una amenaza real.

Decidí hablar de ellos, porque el año pasado regresaron y tuve muchos más ataques de pánico que todos los que llegue a tener en épocas separadas desde los 16 años, y bueno este año me tomó por sorpresa porque creí que eso era algo viejo superado y bastante asimilado, pero en los meses de insomnio del 2017, para sumarle un reto extremo a mi vida  desarrollé ataques de pánico nocturnos  y bueno fue una auténtica pesadilla y a eso me refiero que mi preparación en el tema por años, mis años de terapia psicoanalítica, psiquiátrica, mis lecturas, los ejercicios del yoga y su sabiduría, eran nada cuando ya venía el infame.

Y luego sus compañeritos los síntomas, ya no me  servía el raciocinio ni el intelecto, mi concentración se volvía dispersa y  si lograba hacer ejercicios de respiración durante un minuto digamos que ya era un logro maestro por el miedo se había apoderado de mí, no había control mental ni de ningún tipo.

ACTO SEGUIDO ME CULPABA POR NO HABER REACCIONADO MEJOR DESPUÉS DE TODO YA SABÍA QUE NO ME ESTABA MURIENDO, pero el tema y el miedo era tan fuerte, que no bastaba con saberlo sino mucho más.

En fin quiero compartirles un poco o un mucho sobre cómo ha sido para mí estos ataques de pánico y de qué manera pude dejar de tenerles miedo al grado de no sentirme vulnerable jamás ante estos episodios que tienen que ver con estrés físico,mental y emocional acumulado por varios días, semanas o años.

Sé que mucha gente los ha tenido alguna vez en su vida y me extrañaría que alguien no haya tenido uno aunque sea una vez, pero también sé que hay gente que lidia con ellos de una forma más continua acompañados de emociones reprimidas que derivan en trastornos de ansiedad, espero pueda servir de algo comprender que no son “incurables” ni duraran toda la vida y se superar con tiempo y trabajo personal.

2018 zen

Mi primera vez

Tenía 16 años, estaba en el  CCH (preparatoria) y recuerdo haber ido a la escuela todo el día sintiéndome rara, dispersa, extraña, en este momento no logro describir que sentía porque era  muy joven y no lograba contactar con ese malestar a un nivel comprensible.

Entre las 11  y 12 del día, recuerdo sentarme en las jardineras donde me juntaba con mis amigos, era finales de enero o principios de febrero  y había un sol fortísimo que me incomodaba bastante.

Yo me senté con un amigo esperando que diera la hora para entrar a la clase de Taller de Lectura y Redacción III; y de repente el sol me empezó a lastimar la vista y la piel la sentía irritable, sentí que me faltaba el aire y empecé a temblar, sentí algo en el pecho y empecé  a entrar en pánico, además yo soy  muy expresiva y quise contenerme  para que nadie se diera cuenta que me sentía muy mal.

Quería llorar porque sentía  presión en el pecho, le dije a mi amigo que por favor me llavara a la enfermería porque me sentía mal, sólo pude decir eso y el corto camino a la enfermeria tenía la sensación de que podía desmayarme, este amigo como buen compañero  me llevó del brazo y me dejó con el doctor,  al verlo sentí alivio.

El doctor me revisó los signos vitales y por supuesto el pulso, trato de tranquilizarme era un viejito súper relajado y amable. El me dijo que tenía taquicardia ¿Taqui qué?, o sea ¿cómo?.

  • No te preocupes es tu pulso acelerado, pero si no tienes problemas cardíacos por lo que me dices, pues no debes preocuparte, es el estrés por la época de exámenes.

Dios, no creía eso y alegué que no era el estrés, porque yo no me estresaba por el examen, no me sentía nerviosa, es más de qué me hablaba. En fin descansé un rato en el consultorio y llamaron a mis papás para llevarme a casa a descansar porque yo no quería regresarme sola  a casa.

Mi papá fue por mí y yo no tuve palabras para explicar qué me había pasado, sólo  no me sentía bien, ahora estaba en shock.  Al llegar a casa lo mismo me ocurrió con mi mamá no supe qué decirle  y me llevó al doctor de la familia porque se lo pedí.

Antes de llegar al doctor, la luz solar  me irritaba y no podía abrir mucho los ojos, ahora tenía un nuevo síntoma y además nauseas repentinas,  tenía la sensación de estar mareada un poco ida no podía hilar bien las palabras, eso era horrible, pero la respuesta del doctor fue la misma es el estrés ¡No te preocupes! descansa, come bien, relájate. No hay de que preocuparse. Ojalá le hubiera hecho caso, en realidad no había de que preocuparse, pero el cuerpo avisa así que no es para nada malo.

Salí molesta confundida porque no me parecía estrés, ese día me quedé en casa, algunos amigos me llamaron para  ver ¿cómo estaba? y yo me sentía  ida, e incluso mi mejor amiga vino a verme y dijo que estaba muy distraída, así que me acosté en el sillón y dormí todo el día, fui presa de un cansancio brutal aunado de confusión y sensaciones extrañas.

Con los días recuperé mi energía pero durante varios días tuve la sensación de sentirme vulnerable ante el suceso, pasó el tiempo y el evento no se repitió  hasta años después.

No puedo contar todos los detalles porque es una historia larga pero me centraré en que volvió a ocurrir en otras ocasiones, siendo el 2017 uno de los años que más ataque de pánico tuve con síntomas más intensos.

He experimentado síntomas  como hormigueos, falta de aire, taquicardias, temblores,  molestia por la luz, presión en partes del cuerpo, sensación de frío o calor extremo, opresión en el pecho,  ataques de tos, visión borrosa que me duró más de 10 horas, desvanecimiento, sensación de muerte inminente (No todos juntos obviamente) y algunas sensaciones sólo ocurrieron una vez así que aprendí mucho sobre ellos.

Aclaro que fueron muchas las cosas que ayudan a superar los ataques de pánico, un trabajo personal e integral que abordó área mental, física y emocional es básico, dependiendo tu problema si son ataques constantes que van acompañados de depresión, ansiedad, insomnio, postrauma o algún otro tipo de problema de cualquier índole, pedir ayuda terapéutica me parece lo más recomendable, tener un apoyo profesional es básico para muchas personas para transitar el camino, es como ir de la mano con alguien, mientras sales del pantano en lo que llegas al jardín.

Pero la  más importante de todas las lecciones, que me ayudó a superar el temor a los ataques de pánico fue  dejar de resistirte y comprender la necesidad de parar tu resistencia y dejarte fluir con todo el vaivén de malestar, ya sabes qué es un ataque, los síntomas que conllevan, te empiezas a sentir mal e inmediatamente todos nos comenzamos a tensar más, pensamientos fatalistas por la mente y en menos de un minuto, más taquicardia, más síntomas, más miedo  y el pez que muerde la cola.

Esta la premisa la vi por primera vez en el año 2016 en el blog Desansiedad, donde Fabiola Cuevas, la psicóloga, fundadora del concepto,quien explica en su experiencia personal  dice  que dejar dejar de resistirte al ataque de pánico, significa dejar sentir todo ese horror de montaña rusa que tiene tu cuerpo, sin tensar el cuerpo, sin querer calmar, apagar o tapar los síntomas y vivirlo y aceptar que está ahí y que va pasar y confiar que tu cuerpo hace lo correcto para equilibrarse “no pasará nada malo” esa es la manera de superarlos, los miedos se superan enfrentándolos ¿no es así?.

Al final uno no podría superar el miedo a andar en bicicleta leyendo libros teóricos sino te montas a una.

Claro que no es fácil  y al menos en mi caso, me pasó exactamente lo que narra Fabiola Cuevas, quien tenía ataques de pánico y ansiedad y puso en marcha este “método”, al igual que ella me daban ataques de pánico en la noche me acostaba y trataba de respirar lo mejor que podía (no lo hice casi nunca con diafragma), y como me daba tanto miedo el asunto, no podía evitar tensar el cuerpo, me abrazaba a una almohada, repitiéndome mentalmente” todo está bien, todo está bien”, mientras me ponía en forma de feto por el miedo y dejaba que todo me viniera de golpe uno a uno los síntomas, así me duraban  de varios minutos a par de horas.

Fabiola propone que le digas tu cuerpo ok :¡Hazlo ya, bienvenidos sean los síntomas, mándame todo!.

A mí me sonaba aterrador hacerlo al principio me lo decía pero en realidad pero mentalmente era como no por favor, pero el año pasado lo hice, la intención de hacerlo no es parar los síntomas sino dejar tu cuerpo fluir toda la contención  de estrés emocional, físico y mental que está atrapado tal cual en ti tratando de liberarse por alguna parte, porque nuestro cuerpo está hecho para vivir en equilibrio.

“El ataque de pánico es la homeostasis pura, el intento de recuperar el equilibrio

Tuve momentos que sabía que ya vendría el ataque de pánico en las noches o que era muy probable porque ya era algo que se empezó a repetir constantemente  y lo mismo me alistaba, me preparaba mentalmente y bueno a veces me duraba la taquicardia más de una hora, las sensaciones variaban, se intensificaban, se relajaban y yo trataba de ponerme flojita, ya nadie en la casa se enteraba, como otras veces en la adolescencia que un ataque de pánico se enteraban todos en casa, buscaba  a mis papás para que me llevaran al hospital y si ocurrió tres veces o a mi hermano y me ponía  platicar como loca, una palabra tras otra porque sólo hablar me calmaba, o llamaba  a mi novio en ese entonces, a mis mejores amigas, a mi psicoanalista SIN IMPORTA LA HORA.

Estas veces lo hice sola, ya sabía que no tenía caso ir despertar a mis padres, o a mi hermano por muy terrorífico que fuera el asunto, no lograba relajarme hasta muchos minutos u horas después respirar no me salía hasta me dolía, pero qué caso tenía comunicarlo a alguien más.

 

No lo logré a la primera, ni a la segunda, ni a la tercera sino como después de diez veces o más fueron como dos meses haciendo la práctica cuando venía el ataque que lo llegué a ver un poco rutinario , hasta que por fin dejó de dar miedo, eso significa que es un camino y que a cada quien le tomará tiempo distinto puede que sea pronto o no tanto, pero hay que insistir en dejarse llevar en confiar en trabajar mucho en lo que sientes, en tus creencias, en tus miedos, en lo que te está haciendo sentir mal, porque si tienes ataques de pánico hay algo que no te gusta realmente en tu vida y la invitación de tu cuerpo es regresar al equilibrio.

Yo lo entiendo así  ahora, quizá no a los 16, pero sí con 26 y sin duda alguna sé que es así.

 

zen1

 

Tan joven y tan vieja por eso soy Sabinera

En el mundo he observado que están los que no han escuchado a Joaquín Sabina y los que sí y lo amamos o quizá los que no les guste para nada, aun nos conozco muchos de la tercera categoría yo me quedo en la segunda lo oí y me enamoré.

sabina

Estoy segura que Joaquín Sabina es los eventos más afortunados que le han ocurrido a la música hispanoamericana contemporánea. Es un artista por demás extraordinario,   genio y auténtico al máxima potencia pues en una época donde nada parece nuevo y muchas cosas copias sin alma su música es un bálsamo para mí, porque no hay sonido, letra, estilo  que se le parezca, ni tendencia musical que irrumpa en su arte, porqué eso hace Sabina: Arte puro.

Conocido como Joaquín Ramón Martínez Sabina nacido en Úbeda Jaén, España, el 12 de febrero de 1949 bajo el signo zodiacal de Acuario como yo :), casi  compartimos cumpleaños, es un cantautor, poeta y pintor que inició su carrera musical a mediados de los años setenta  con una historia tan extraordinaria como su leyenda, más de cuatro décadas de historia y el tío andando dejando un legado enorme que yo espero en los próximos años me aparezca la noticia de Premio Nobel para Joaquín Sabina.( ay qué emoción)

Sabina estudio Filología románica en la Facultad de Filosofía y Letras de Granada, y ahí descubrió grandes poetas latinoamericanos como César Vallejo y Pablo Neruda, aunque claro su pasión por la música y su afinidad literaria y poética estaba despierta desde la secundaria cuando leía  Jaimes Joyce, Marcel Proust y Herbert Marcuse y le pidió a su papá a su guitarra.

Aunque en su juventud sus creencias izquierdistas lo llevaron a pertenecer a grupos anti franquistas y lanzó una bomba molotov contra una sucursal del Banco Bilbao  fue detenido por su propio padre y se mantuvo en un corto exilio en la ciudad de Edimburgo en Londres.

Joaquín formaba clubs de cine, montaba obras de teatro y se ganaba la vida cantando en bares, restaurantes y en el metro, era poeta ya desde entonces, aunque él siempre ha insistido que poeta “es un traje que le queda demasiado ancho”.

Las influencias de Sabina  son tan diversas que para mí ha creado un lenguaje único de metáforas y referencias y chistes poéticos que sólo sus fans podríamos descifrar y es que hasta tesis le han dedicado a sus canciones, sonetos y versos.

Y es que las referencias van desde el rock anglosajón, Bob Dylan, Leonard Cohen, The Rolling Stones y  las latinoamericanas como Chávela Vargas, José Alfredo Jiménez, el tango de Gardel, de Homero Manzi, Discépolo y la poesía de César Vallejo, Raúl González Tuñón, Rafael Alberti, Jaime Gil de Biedma y pff seguro me quedo cortísima aquí, pero todas estas alusiones van acompañadas de ironía, sarcasmo, nostalgia, poesía, metáforas.

¿Por qué amo su música?

Es una herencia de un ex novio, de “cuyo nombre no me quiero acordar”, pero no es esa la razón primordial sino  que en su música encuentro las metáforas de  las cosas que me pasan, me han sucedido o siento en ese determinado momento, pero alguien las escribió de una manera tan elegante, poética  y sarcástica que nunca se me había ocurrido a  mí, ni se lo he leído a alguien más por lo que siempre tengo que celebrarle y enfiestarle miles de estrofas  como “Lo nuestro duró lo que duran dos peces de hielo en un whisky on the rocks”,  “Te morías por volver con la frente marchita cantaba Gardel” .

En fin sus canciones además muchas de ellas, son historias con música, tiene canciones visuales como películas en las cuales puedo imaginarme sin problemas las historias con todo y personajes como postales de paisajes muy vividos como las describe en muchas canciones suyas…  “Y nos dieron las diez” por ejemplo.

 

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A.K.A

[Also Known As]

Psic. Beatriz Acevedo

Mi misión es ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas a través de la terapia psicoanalítica

Arantxa Castillo

Contar historias, imágenes y palabras.

el eterno gourmet

AFICIONADOS AL PLACER

felicespasosdotcom.wordpress.com/

Me gustan los tacones, me gustas tú.

Ruta ociosa

Ocio y aventura en un mismo sitio

TIPS DE FER

by Fer Gallegos

El eterno femenino

Por Arantxa Castillo

palabrasaflordepiel

Y un poquito más adentro

imaFEMario

UN ESPACIO VIRTUAL PARA LA IMAGINACIÓN FEMENINA

supermujer.net

Psicologia de la mujer, inteligencia emocional, bienestar, belleza y salud.

!Déjenme vivir! Blog

Explorando medios de insumisión civil que permitan el experimento de vivir

SandraVicen

Marketing Internacional

tallerdecaligrafia

Taller de caligrafía en la ciudad de méxico. Uncial, gótica, cancilleresca, cursiva, brushpen y todo sobre tintas, papeles y herramientas.

Desde la jaula

Donde la opinión no siempre es lo que se dice

Muñecas Recortables

Just another WordPress.com weblog

A %d blogueros les gusta esto: