He recibido flores en la puerta de mi casa; me emociona mucho y no fueron del hombre que amo, de un novio o amor platónico,sino de alguien que no me conoce mucho que digamos de hecho casi Nada.

En especial porque llevo días decorando mi pared y mi habitación pensando en lo mucho que amo las flores, tanto como Dior o Manolo Blahnik, como escuchar Monsieur Periné cantando “Con flores te llevaste mi tristeza con colores”; me alucinan verlas en la ropa, en los detalles, en las pinturas.

No he comprado flores porque no tengo un florero en el depa, he alucinado tanto con ellas que antier baje un boceto para poder hacer una ilustración propia y pegarla en mi pared.

Y todo el día de hoy dude en comprarme girasoles,decidí que no por el momento .

Y hoy han tocado la puerta he abierto yo y me han sorprendido con flores; que hermoso gesto.

No he podido olvidar ese sentimiento, ojalá todos recibamos las flores en la puerta de nuestra casa; o lo que para ti sean lo mismo que las flores, esa clase de detalles que nos recuerden lo esencial de la vida y la felicidad; detalles que se vuelvan sorpresivos que irrumpan por completo tu rutina, que te despierten misterio y curiosidad

Que sean tan especiales que nos recuerden lo mucho que todos merecemos sentirnos amados, felices y vivir vidas extraordinarias donde permitamos que la vida nos manifieste sus regalos y que sepamos apreciarlos❤️

Ya sé me puse muy cursi esta vez; sin palabras por ahora.

Un abrazo de oso

Arantxa Castillo

En otro capítulo les contaré más del chico de las flores.

Anuncios