Buscar

El eterno femenino

Por Arantxa Castillo

Categoría

Arte, letras y cine

Los libros de superación personal y yo

“Little Villains”

Bohemian Rhapsody, arte y entrega

Bohemian Rhapsody (Dir Bryan Singer): La música de Queen es un deleite, en sí, pero ver la película me dejó un buen sabor de boca, la vida de Freddie Mercury , la historia de Queen, de entrada ya es interesante, esta biopic está lejos de tocar los temas polémicos de su sexualidad o el sida, pues se centra esa vitalidad creativa, esa personalidad que lo llevó a ser el gran artista que todos recuerdan, y sobre todo se enfoca a comprender la grandeza de la banda inglesa, dándole un lugar especial a sus músicos.

No hay manera de entender a Queen sin Freddie Mercury, pero tampoco se podría entender a Freddie, sin su banda.

Me inspiró la creatividad y el arte de Freddie y Queen, eran brillantes, geniales en su música, un gran complemento . La teatralidad, excentricidad y entrega de Mercury es inspiración pura,.

Me encanta la forma en la que retrata esos paisajes de su vida sin entrar en detalles, los colores, el vestuario, el contexto personal y musical que vivían y se plasmaba en sus canciones, esa capacidad de reinventarse de no definirse en ningún género musical, creando un estilo, un sello propio.

La película me recuerda que la vida sin arte, sin nuestro arte o talento excepcional ese que todos tenemos y nos hace sentir únicos, no tiene mucho sentido, si no nos apasionamos con nuestro talento y se lo entregamos al mundo, estamos olvidando la verdadera razón del porqué estamos aquí.

bohemian rhapsody

Anuncios

Club de lectura de mujeres; mi experiencia

IMG-9830Un club de lectura feminista no es sólo para hablar de los libros también es un espacio   para generar dudas, expresar las contradicciones que muchas estamos viviendo en esta época acerca de nuestra sociedad.

Arantxa Castillo (Texto y fotos)

Desde que existen los libros, las personas que les gusta leer hablan de ellos, en siglos anteriores existen antecedentes de mujeres que tenían sus propios clubes de lectura femenina en la cual se reunían para comentarlos, un acto completamente revolucionario y feminista, tomando en cuenta que para las mujeres estaba prohibido ir a la escuela, estos espacios eran encuentros excepcionales.

Para mí leer un Libro es sembrar una semilla en la mente; esas semillas dan raíces y si las riegas se transforman en plantas y luego en árboles frondosos; según sea el caso yo por ejemplo comencé el blog del eterno femenino tras leer historias de Mujeres de Rosa Montero, en el 2014 se supone que  la euforia de los bloggers escritos ya había pasado, pero yo quería mi espacio para escribir con libertad, es increíble, me he atrasado, he tenido periodos más prolíficos, pero sigo, a paso lento, pero seguro.

Leer genera preguntas y luego  dan ganas de contarles a los demás eso que te movió,esa necesidad de compartirlo y expresarlo es inevitable, por eso organice el club de lectura del eterno femenino, ahora nuestra “habitación propia”porque la comparto con las compañeras y amigas que quieran sumarse y he decidido abrir mi invitación a los hombres (Caballeros son bienvenidos también a leer estas lecturas y compartir su visión desde ser hombre).

Un club de lectura feminista no es sólo para hablar de los libros también es un espacio para generar dudas, expresar las contradicciones que muchas estamos viviendo en esta época acerca de nuestra sociedad, el ser mujer, la sexualidad, la menstruación, la pareja, el trabajo, la maternidad y los temas en boga sobre el empoderamiento femenino.

Comprender nuestra naturaleza humana, los prejuicios, miedos, propios y culturales, creo que son la clave para mostrar nuestro poder, nuestra fuerza real y crear un feminismo consciente que no va desde el victimismo. Lo he dicho abiertamente A mí no me empodera hablar de la mujer víctima del patriarcado, procuro no leer sobre feminicidios, y no me clavó en temas de acoso sexual, pese a que  viví acoso en un contexto laboral, jamás usaría la palabra “fui víctima”, lo viví que es distinto y aprendí sobre límites y barreras que no deben pasarse. Hay mucho por hacer aún, pero prefiero entender que nuestras diferencias nos hacen poderosas, y únicas , inspirarme de otras mujeres que han hecho cosas fantásticas y “echar pa´lante”.

libros

La primera sesión del club de lectura llegó,en mi experiencia fue una charla alucinante de lo interesante que estuvo. Fuimos solo cuatro chicas, nos reunimos en Cito, donde tuvimos un pequeño brunch con chilaquiles, tortilla española, crumble con helado.

Hablamos de nuestras intenciones con el club, lo mucho que nos encanta leer, la emoción que nos daba un encuentro así, sobre las lecturas seleccionadas.

Y terminamos compartiendo anécdotas del tipo ·#yotambiénlloréleyendolaridículaideadenovolveraverte y hablamos de Leonora Carrintong;sus apasionada forma de vivir de entregarse enamorarse y  soltar y seguir adelante, pese a su decepciones. (Ella es una inspiración en todos los sentidos). el arte y el amor fueron sus grandes pasiones, ser ella misma un derecho que no dejó pasar.

También hablamos del machismo interiorizado que todos y todas, tenemos porque inevitablemente crecimos en contextos con una cultura machista, al menos las cuatro chicas coincidimos en que alguna vez le dijimos a nuestro papá o mamá  ¿Por qué trataste así, por qué soy mujer?, también coincidió en que no supieron que respondernos,no hubo una afirmación, pero sí una cara de de confusión, seguido de un no, no va por ahí. o un silencio incómodo.

Los roles de género están tan arraigados y la palabra feminismo da un miedo tremendo, por los movimientos radicales que han surgido, que hay que seguir reflexionando sobre esto que pasa. para llegar a un verdadero equilibrio, donde hombres y mujeres nos sintamos incluidos y nuestras diferencias, sean motivo de unión y crecimiento desde la comprensión absoluta de quienes somos.

Mis descubrimientos latinos que no son reggaetón

Entrada destacada

En años atrás no había sentido interés por las cultura de las geishas; pero hace algunos años en la televisión vi un fragmento de la película de Steven Spielberg “Memorias de una geisha” basado en el bestseller homónimo.

DSC_0863

Recuerdo casi a detalle una escena que robó mi atención: era un grupo de geishas bailando en un escenario con kimonos bordados de flores con colores muy llamativos, con movimientos sutiles, seductores; y una voz que  decía que las geishas no eran prostitutas, eran artistas del entretenimiento, se preparaban toda una vida para bailar, cantar, tocar instrumentos, preparar el té, y ser una compañía de altura  para cualquier hombre (algo así más o menos).

DSC_0865

Ese minuto me atrapó lo suficiente que me prometí leer el libro alguna vez, entre tantos pendientes y libros a medias como tareas inconclusas, por fin el año pasado lo  encontré en oferta y lo compré.

Me he puesto a leerlo en los últimos meses, con más frecuencia desde diciembre

Tanto que ayer me aventé 4 horas porque no quería parar y estoy francamente alucinada, seguramente en las próximas conversaciones voy a mencionar algo del libro, de las geishas o geiko  y quizá lo saqué a propósito del Té, del método de Marie Kondo, de Haruki Murakami o mientras esté tomando matcha o comiendo ramen.

¿Qué nos cuenta este libro?

Este libro narra las confesiones  de Sayuri, una geisha muy  importante en Japón, del periodo entre guerras, que va contando  su historia desde la niñez, cuando fue robada junto a su hermana y llevada a Kioto  el barrio en donde fue vendida a un okiya (casa de geishas), para hacer labores domesticas como una niña esclava.

En esa época era común  robar y vender niñas y jovencitas a los okiyas, ellas  eran obligadas a realizar labores domesticas a cambio de techo y comida  y si eran  bonitas las preparaban para convertirse en geikos o geishas( una deuda muy costosa para ellas) pues aparte de todo en la Okiya se les cobraba sus años de preparación.

El personaje principal es Chiyo nombre real de Sayuri antes de ser geisha; y en libro se narra que sus ojos grises eran demasiado espectaculares y llamativos, cuya belleza se vuelven su principal atractivo para considerarla una posible aspirante y aprendiz; con ello lograría al menos un rango mayor de libertad, al ser tan violentada por la tía y la mami (okaasan), encargadas del okiya y el negocio y por Hatsumoto  la geisha principal de esa casa.

Poco a poco el libro nos adentra a las etapas que pasó para ser una geisha:desde sus primeros años  en la okiya, sus fase como aprendiz tomando clases para tocar el shamisen o aprender a bailar o servir el té con clase  y delicadeza  y otros momentos no tan placenteros que formaban parte de su día a día.

Shamisen en Pinterest

Pero hay un aspecto fundamental que sin duda que le da un plus especial a sus páginas y enriquece mucho la lectura.

Con una descripción detallada que te adentra en el universo de las geishas ;con kimonos,noches de sake y muchas ceremonias del té; que forman parte una atmósfera femenina de belleza, seducción, delicadeza y opresión hay una  apasionada dedicación al arte, la disciplina, la perfección.

La palabra geisha proviene de los fonemas Gei: artista y sha: persona, o sea artistas del entretenimiento, ok aclaro la primer confusión generalizada no son prostitutas, sino mujeres que sabían dominar las artes de la danza, la poesía, la música, con las cuales se dedicaban a proporcionar entretenimiento y diversión en los eventos en banquetes, ceremonias de té, o festejos, ocupando un lugar primordial en la sociedad japonesa.

making tea at miyakonabe , miki suizan ca 1924.
Making Tea At Miyakonabe by Miki Suizan 1924

Memorias de una geisha muestra muestra aspectos íntimos de la cultura japonesa como por ejemplo la importancia del té y el sake para los japoneses, pues casi  todas las reuniones, conversaciones de asuntos importantes o triviales, las fiestas, los eventos , los rituales se daban  en las casas de té; que eran tan frecuentadas como los bares o las cantinas en la cultura occidental.

geisha kason susuki ceremonia tea
Ceremonia del Té por Kason Susuki

Explica también estos rituales, las creencias,costumbres y las tradiciones que envolvían a las geishas como por ejemplo el arreglo personal cuya importancia era tan sagrada donde cada detalle se respetaba al pie del la letra de forma ceremoniosa e incuestionable, como un hábito realizado con excelencia.

El vestuario, el peinado y el maquillaje tenían un por qué, de acuerdo a su rango de aprendizaje y edad;  sin embargo el polvo de arroz, la pasta blanca, labios rojos y delineado son básicos sin embargo las aprendices o maiko usan maquillaje más rosado y las geishas son más sobrias.

Lass telas  con las cuales se hacían los kimonos y  como es que  los detalles de esta prenda como estampados, colores,el cuello, el obi (cinturón), las mangas y los diseños tenían un significado particular para diferenciarlas entre geishas y maikos.

Tsukioka Yoshitoshi
By Tsukioka Yoshitoshi

También se menciona de los excesivos precios que podía alcanzar este tipo de vestuario y lo que representaba esta indumentaria por su belleza y elegancia, un símbolo de seducción.

Con el peinado lo mismo, para las maiko el moño era tan elaborado y costoso, que muchas chicas se acostumbraban a dormir en una almohada con un hoyo en medio, para no arruinarlo, porque era una vida dedicada no sólo a la confección de las artes sino a la belleza.

kason Suzuki 1860-1919 - B
kason Suzuki 1860-1919

takeuchie keishu

Otro tema es la perspectiva de género como mujeres objeto de deseo, que venden su mizuage al mejor postor, que obviamente no eligen ellas sino la geisha mayor encargada de su aprendizaje, sin este paso no lograrán convertirse en una geiko.

También se hace mención de los danna, que generalmente eran hombres poderosos y aceptados como sus amantes, por lo que su deber era costear  las clases, los vestidos, arreglo personal,gastos médicos y de alimentos que pudiesen tener sus geishas;esta parte es bastante cuestionable porque la protagonista reflexiona que mientras mujeres occidentales se espantaban al  oír esto,  ella creía que para muchas mujeres no había mucha diferencia en tener un esposo o danna.

Además se añade el contexto histórico donde la segunda guerra mundial  trastoca a las geishas así como de todos los habitantes de Japón, ellas se retiran de ese mundo de belleza y entretenimiento para afrontar la crisis colectiva, e incorporarse a la mano de obra y una incertidumbre que terminaría por calmarse después de la guerra.

El libro es muy fácil de comprender y cada término es explicado para el lector dentro del relato; no puedo más que darles una sincera recomendación y animarlos a leerlo.

Ya para  cerrar quise adornar este post y me di a la tarea de colocar a lo largo de este post  varias imágenes que encontré en la Google Arts & Culture donde encontré mucho arte inspirado en las geishas o geikos y en todos esos rituales y momentos cotidianos; son una verdadera belleza, veo las imágenes y me envuelve tanto que siento que quiero estar ahí.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando elegimos el “mejor oficio del mundo”

“El mejor oficio del mundo”, según Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura, quien se refería al periodismo, en ¿Qué pensaba? yo creo en las satisfacciones y cúmulo de experiencias gratificantes de poder entrevistar de tú a gran infinidad de personas, de compartir sus intereses por diversos y ajenos que nos parezcan, de mimetizarnos con ellos, de empatizar y sentir admiración por los distintos oficios, pasiones, miedos, inquietudes.  Sí seguro en eso. Aunque en los últimos meses sentí unas ganas irrefrenables de poder haberle cuestionado esa afirmación.

¿Por qué elegimos ser reporteros? esa pregunta me la vengo a hacer después de 4 años después de haber decidido que por ahí estaba mi camino  a todo lo que yo deseaba y amaba, y sí lo hice a pesar de aventarme 4 años y medio (nueve semestres) escuchando lo de siempre que es mal remunerado sobre todo en Latinoamérica  y los sueldos van bajando por año desde que salí de la carrera, que hay censura, que hay peligro, que los medios no respaldan a sus reporteros, que no hay jornadas de 8 horas, que uno se consagra al periodismo y a cualquier hora  te pueden llamar y hay que entrarle,  la satisfacciones son muy grandes, no lo voy  a negar, este oficio me ha enseñado mucho conocerme a superar muchas inseguridades. y por eso mi entusiasmo no mermó jamás.

Estimado y querido Gabriel García Márquez no te contradigo en tu afirmación pero ahora me siento ofendida contigo y con mis profesores ¿ por qué nunca nadie hablo? de los efectos colaterales  de trabajar en medios de noticias diarias, esos efectos no venían en ningún libro, sabíamos que era complicado, pero no lo demás.

Es como cuando te dicen que viene una ola que será fuerte  y hay que resistirla, pero nadie te dice ¿Cómo nadar con ella? ¿de qué manera salir a flote? o como aprender a moverse al ritmo, sin caerse o levantarse en pleno caos.

 

Nadie me dijo que  el cansancio y agotamiento, estrés, frustración era algo común cuando se deja caer la información y eventos, que más temprano que tarde   la salud física, mental y  emocional se vería afectada de manera tan visible que algunos días parecía zombie haciendo entrevistas esperando que ya acabe el evento para irme a mi casa, porque estoy desde las 8 levantada y ya son las 11.40 pm y no he llegado  a casa y no he comido en diez horas más que una manzana.

 

Desde uno entra a la carrera sabe que es mal pagado, que hay censura, que no hay jornadas laborales establecidas y que habrá días puentes ni cosas de ese estilo, que las satisfacciones son muy buenas pero que hay sacrificios, competencia,  y un montón de estrés.

LLevé como 4 años y medio escuchando lo mismo y aún así uno elige  esto, el entusiasmo no merma, la espinita sigue presente, porque la satisfacción de obtener la información, ver tu nota, entrevistar personas increíbles, aprender sobre sus oficios y empatizar con gente que muchas veces no imaginaste te sorprende.

 

Uno elige ser periodista por amor al arte y más si estás en los veinte es puro amor al arte, pasión, adrenalina, ambición, porque encontraste un oficio que te va pagar por contar historias, por viajar, por entrevistar, por  no estar en una oficina, ni tener rutina, por aventurarte…

Pero al full para un medio periodístico se vuelve una experiencia que  va cambiando un poco tu perspectiva de cómo veías el periodismo a como vives día a día sacando notas lidiando con todos los obstáculos y percances que se viven  para sacar las ediciones.

Pero aun así el entusiasmo no merma y conozco decenas de gente como yo que desean hacer todo esto, a pesar de saber  todo esto desean ser periodistas y vivir la experiencia, no importa nada. La gente que elije ser periodista nunca lo hace por dinero, es más como un amor al arte de lo que haces, que te importa un bledo lo que te paguen  haces lo que quieres, estás en el lugar de los hechos, conoces, viajas, aprendes tanto.

 

Crónicas de una reportera

Todos aquellos que elegimos ser reporteros teníamos muy claro que hacerlo en el diarismo (periódicos, noticieros)  no era cosa fácil, también sabíamos que era mal pagado poco remunerado desde tiempos ancestrales, con jornadas laborales sin tiempo ni hora de inicio, ni salida, que hay censura  en todos los niveles y en todas las áreas de información, que la gente te puede ayudar, que no hay

Yo nunca sé a ciencia cierta cuando acaba mi jornada laboral del día, aún muchos me pregunta a qué horas sales hoy?  Es una broma  ¿Verdad?

No existen los horarios, ni las rutinas, hay adrenalina, a veces aventura, yo me quedo con la experiencia de entrevistas geniales y  ganarme la confianza de  gente que me acaba de conocer donde si fluye la entrevista. Es de las cosas que más agradezco.

No conozco  a nadie que tome un trabajo de periodista por buen dinero, eso no pasa jamás, la gente que hace esto, en realidad le tiene pasión a este oficio, un respeto ineludible para saber que no te vas, no bajarás la guardia hasta que tengas  tu información y tu nota y saldrás de tu zona de confort para ir por la información de difícil acceso lo harás, por un  instinto periodístico sobrehumano que sale de tu control  que no te explicas pero que te reta  a conseguir la entrevista que parece imposible y difícil.  Me gustan los retos yo creo que por eso me parece tan emocionante.

Gracias al periodismo he tenido que enfrentar un montón de miedos,  te pasan muchas cosas divertidas, la gente te sublima y te trata muy bien porque cubres su información, algunos te agradecen tus textos  y eso es muy bello y se acuerdan de ti aún  que los hayas entrevistado hace varios años, también a veces les da miedo tan pronto haces preguntas y sabes que eres periodistas y actúan como si fueras un agente del FBI y no quieren darte ninguna información por miedo  equis o Y.

Eso lo he tenido que lidiar desde hace dos años, en dos años de dedicarme a esto he aprendido muchísimo y he perdido muchos miedos, me he superado cuando sé que hay que sacar cierta información me vuelvo arriesgada en el buen sentido de la palabra para  conseguir o vivir o hacer lo que hay que hacer para poder entregar una nota.

 

PERO BUENO Nunca había trabajo en un diario a full time, y nadie me dijo en la vida, ningún maestro me dijo que hay  una parte oscura  donde el estrés te rebasa y las jornadas sin rutina que te parecían emocionantes se vuelven agotadoras con el pasar de los días, y empiezas a percibirte, entre el estrés, el agotamiento y el asombro.

Estoy a cuatro semanas de cumplir 4 meses en Milenio Diario, confieso que no ha sido para nada el iluso cuento de hadas que me imaginaba cuando tenía 22, en fin hoy por hoy puedo decir que ya pasé el periodo de agotamiento y estrés físico, mental y emocional que me tenia avasallada durante un par de meses y me hacía cuestionarme otra vez un montón de cosas, sobre el oficio, sobre mi vida, sobre el amor al arte, sobre la línea entre la pasión y el sacrificio, cuándo acaba una dónde empieza la otra…

Elegí ser reportera cuando tenía 22 años, la tirada era trabajar en un diario, o un medio reconocido, ser un líder de opinión, ver mi firma en los medios más importantes del país, el yo de 26 años ya no quiere eso prefiere que un día National Geographic me llamé para pagarme por reportajes especiales, trabajar por grandes reportajes, colaboraciones, vivir de mi blog, escribir artículos, sobre estilo de vida, temas culturales, de cine, gastronomía, de arte o historia, todo desde la libertad.

Digamos que a los 26 llegó la oportunidad que esperaba a a los 22, cuatro años más tarde, se manifestó, ya no la deseaba tanto, pero sabía que era una buena oportunidad para mí, que en mi camino habría que tomarla porque los periódicos son la mejor escuela que puede tener un periodista, dónde aprenderás las cosas que realmente no aprendiste en 4 años y medio de carrera, ni con diplomados, ni treinta clases de géneros, quedaría claro, lo que es ser periodista en un diario.

En fin entre la aventura y el ya tengo un trabajo que me aportará mucho en mi vida, pensaba moverme con sigilo, conozco muy bien a los periodistas, muchos de ellos por el ritmo de trabajo desarrollan hábitos desagradables como saltarse comidas porque es lo que sucede en las jornadas largas en eventos eternos, el estar corriendo de un lado a otro, como si te persiguieran, aguantarte de ir al baño, para ahorrar tiempo entre la eterna corretiza, dormir mal y desvelarse, mal vivir, mal comer, y hacer del estrés su estilo de vida.

Yo definitivamente no quería pasar por eso, traté de planificar, aferrarme a mis hábitos saludables pero en menos de dos meses, ya era parte de ese círculo de vicios y hábitos nocivos, víctima del estrés del día a día, tratando de planificar lo imposible, pasé de ser la víctima del estrés de un diario, a ser la víctima de mi propio estrés tuve días muy malos emocionalmente y mentalmente , físicos también, sentí que el golpe de realidad era muy duro y me había estrellado y entraba en un túnel sin salida.

Había días que los percibía como tratar de esquivar los daños colaterales de la incertidumbre, saltarme las comidas, los picos de estrés y lo lograba a lo que se sumaba la frustración .A veces añoraba llegar a casa a ponerme llorar en la almohada para liberar las frustraciones del día.

Me empezó a agobiar prácticamente todas las coberturas, incluso las más tranquilas, había días más pesados y otros me preguntaba qué hago aquí y añoraba los días de gloria en restaurantes tomando vino disfrutando pizza y tomando fotos, Pero en efecto eso ya no era mi día a día, era mi pasado, no mi presente,podría hacerlo en mis breaks al igual que escribir de ello por pasión pero no es mi trabajo y no me da dinero y por ende no podría seguir con eso, hasta no tener un ingreso estable.

Lo cuento como la catarsis de la concatenación de eventos que hoy por hoy puedo asumir con paz, aceptación y calma.

Hasta hace poco empecé a tomar cartas en el asunto, a ser sincera conmigo misma de nuevo, a ponerme objetivos claros, a pedir ayuda para sobreponerme y conectarme en absoluto con todo lo que me hace feliz e iba dejando atrás. Han sido días mejores y es por eso que puedo compartirlo, y deseo hacerlo, estrategias tuve que crear muchas como retomar mi entrenamiento de natación y el yoga de nuevo,dejar de postergas los deseos y ponerlos en marcha, desayunar muy bien, tratar de meter en mi bolsa snacks saludables que ayuden a tener algo en la panza en los días de correr ir correr, también sé que hay días de coberturas pesadas e importantes para el día, para esos días es recordarme que no pasa nada, si algo no sale como esperaba, no es el fin del mundo.

Tomar en mi día a día el concepto budista de aceptación, abrazar el momento presente para transformarlo algo mejor sin rechazar el camino donde estás parado,ha sido liberador y llevo meses recordándome que esta es la lección, más vale dejar la resistencia,sólo así podemos seguir sin tantas espinas y piedras.

Les comparto una frase que me encanta por lo que dice, y me parece tan ad hoc con lo que va en mi vida y la de muchos de seguro.

“El lugar donde estás parada ahora Dios lo trazó exactamente para ti y no quiere decir que pertenezcas a ese lugar. Solo es una parte de tu camino:” Elizabeth Gilbert.

Pero bueno vaya que las cosas van mejor, ya no me estoy volviendo loca 🙂 El periodismo me gusta sin más ni menos explicaciones y Sí por supuesto “Los cínicos no sirven para este oficio” Capucinsky.

 

Mi nueva palabra: Serendipia

¿Habían escuchado la palabra serendipia? yo, honestamente no, hasta ​hace poco que vi  ​una película estilo chick Flick,pero no tan espectacular llamado S​erendipity, pero  con un argumento fantástico que me hizo ruido, me hizo eco, cuando  mencionaron por primera vez la palabra en el trama.

Esta palabra ya está dentro de mis favoritas​, y si me hiciera un tatuaje alguna vez, será ésa,en caligrafía pacific,  mi nueva  adquisición al vocabulario, recién descubierta  este año​, pertenece al diccionario de cosas mágicas y fabulosas, inexplicables de la vida.

Serendipia-

Lo que quiere decir ​es accidente afortunado, casualidad favorable, incidente mágico que pertenece a una predestinación donde acontecen sucesos que nos transforman y que incluso nos cambian la vida  y mejor aún de las que deseábamos.

Y analizando,creo que las cosas más ​ maravillosas que me han pasado en la vida corresponde a la serendipia, porque han sido sorpresivas, inesperadas, mientras buscaba otra cosa, pero llegaban personas, empleos o cosas que resultaban ser aún mejor de las que yo podría haber imaginado, ni en mis mejores sueños hubiese imaginado encontrar  la felicidad ahí sí con ciertos lugares o ciertas personas, creo que eso es la serendipia, esos encuentros tan perfectos que sabes que no podrían ser de otra manera, al repasar los eventos con el tiempo o poner atención en el presente.

serendipity

Y en cambio aquello que he intentado controlar y aferrarme porque es lo que creo me hará feliz, es lo que produce infelicidad y es lo que me ha llevado a pasar los peores momentos de mi vida,  no le veo caso querer controlar lo exterior, sólo podemos hacerlo con nuestras decisiones y que la magia venga como tenga que venir, si  las sincronicidades están a la vuelta de la esquina, basta ver que estás pensando y encontrarte alguien que habla de eso, prender la televisión y escuchar aquello con lo que vibras, o encontrarte personas con las que soñaste hoy o ayer, o pensarlas y recibir un whats app o que te aparezcan justo en timeline.

large (36)

Les llamamos casualidades, pero como decía Cortázar en la Rayuela, “un encuentro casual, era lo menos casual en nuestras vidas”, no sé si era el mismo contexto o es  mi interpretación, pero ¿no les parece que muchos encuentros parecen ir más allá de una simple casualidad?.noche

Porque creo todo pertenece a una colección de hechos que culminan en el plan divino (fatum),  y no hablo de un destino inalterable, sino de esos momentos milagrosos que llevan a un lugar mejor.

 

En fin estaré atenta a la próxima serendipia.

 

“La belleza no es lo más importante, es lo único” The Demon Neon.

Belleza, alta costura, inocencia, frivolidad y  colores vivos  que acompañan una  estética visual perfecta que cuida los detalles pero mantiene un tono agresivo y provocador que pasa de lo espectacular a lo atroz.

Así es  The Neon Demon, un thriller que provoca, perturba y a la vez se vuelve una delicia  por la riqueza visual que todo amante de la moda y la fotografía disfrutará en este filme dirigido por Nicolas Winding Refn, protagonizado por Elle Fanning y por Keanu Reeves

the-neon-demon

El argumento

Jesse es una adolescente de 16 años, aspirante a modelo que se muda a Miami para lograr su sueño, dotada de una belleza única y especial por su inocencia, pronto logra ser aceptada en un mundo lleno de frivolidad, envidia, narcisismo y perversión sexual.

Con un argumento prometedor nos sumerge esta historia de fantasía una historia de horror al estilo los cuentos de los hermanos Grimm que va adquiriendo un feelling  violento que va en aumento conforme la trama se va desarrollando mostrando salpicada de escasos momentos de ternura que se van disipando.

   La fotografía pertenece a Natasha Braier, quien cuida los detalles, usa colores expresivos, fuertes y poderosos que transgreden la sutil belleza de los planos, actores y escenarios.

the-neon-demon

Contrastes, belleza y surrealismo

Entre aspectos un poco irracionales sin explicación como el tigre que destruye el cuarto de hotel de Jesse, que refleja esa crueldad  que se disfraza de apariencias perfectas, maquillaje, vestidos, pasarelas y luces de neón y por supuesto un bello animal tan primitivo, destructivo y salvaje.

keanu aparece muy poco, sin embargo su personaje es fundamental para seguir representado esos personajes violentos que la desean, la atacan, la violentan.

Ese contraste de colores  es una de las cosas que más disfruté de la cinta, entre las luces de neón con colores rojos y azules, rosa, amarillo y los colores fríos y pálidos para reflejar una atmósfera vacía donde la belleza es único  que importa como un digno valor de cambio que deja paso a personajes hermosos sin muestra de sentimientos, de amabilidad, de bondad para mostrar lo más oscuro de su ser.

the-neon-demon6the-neon-demon2

El narcisismo se muestra presente en la atmósfera, Jesse al ser elegida a cerrar su primer show en una pasarela se muestra envuelta en su reflejo entre espejos que la dejan verse, imaginarse, soñarse mientras se besa a sí misma.

“¿Quieres ser como ellas?” Le replica su amigo enamorado, para escucharla decir :”No, yo no quiero ser como ellas, ellas quieren ser como yo”.

Sin embargo la parafernalia, las pláticas de cirugías plásticas, de su prometedor éxito y las adulaciones pronto irán culminando en un final atroz perverso con escenas  violentas baños de sangre entre una aire sensual y lésbico,  necrofilia, canibalismo, muerte y suicidio que  van trastocando y provocando emociones, horror, nausea en el espectador

the-neon-demon1

A pesar de leer críticas que la consideran una cinta pretenciosa, que está lejos de  ser una gran obra de Nicolas Widing, para mí gusto cumple su cometido de atraparme en cada segundo  a través del discurso visual plagado de belleza y violencia que van de la mano entre diálogos, imágenes y atmósferas.

Me gusta que el cine te provoque emociones o sensaciones que te saquen de la zona de confort, aunque no sea una emoción nostálgica y sea una náusea, miedo, o me dejé trastocada como pasó con Animales nocturnos de Tom Ford y por supuesto The Neon Demon.

Además el argumento que retrata   el mundo de la moda llevado a una distopía porque  me gusta pensar en las metáforas de lo que realmente existe entre lo que podría ser al explotar las peores bajezas del ser humano al estilo Black Mirror.

La recomiendo en serio, si buscan algo que seduzca, que atrape y que provoque caos en medio de encuadres e imágenes seductoras, esta es la opción.

 

Un dato quizá un poco fuera de tema pero que me es inevitable mencionar por la conexión que hace mi mente  con la película es  la referencia a la condesa Elizabeth Báthory, una aristócrata húngara que fue conocida por su obsesión por la belleza  eterna que la llevaba  en su delirio a matar a las bellas doncellas para beber y bañarse en su sangre mientras las mataba de forma brutal.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A.K.A

[Also Known As]

Psic. Beatriz Acevedo

Mi misión es ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas a través de la terapia psicoanalítica

Arantxa Castillo

Contar historias, imágenes y palabras.

el eterno gourmet

AFICIONADOS AL PLACER

felicespasosdotcom.wordpress.com/

Me gustan los tacones, me gustas tú.

Ruta ociosa

Ocio y aventura en un mismo sitio

TIPS DE FER

by Fer Gallegos

El eterno femenino

Por Arantxa Castillo

palabrasaflordepiel

Y un poquito más adentro

imaFEMario

UN ESPACIO VIRTUAL PARA LA IMAGINACIÓN FEMENINA

supermujer.net

Psicologia de la mujer, inteligencia emocional, bienestar, belleza y salud.

!Déjenme vivir! Blog

Explorando medios de insumisión civil que permitan el experimento de vivir

SandraVicen

Marketing Internacional

tallerdecaligrafia

Taller de caligrafía en la ciudad de méxico. Uncial, gótica, cancilleresca, cursiva, brushpen y todo sobre tintas, papeles y herramientas.

Desde la jaula

Donde la opinión no siempre es lo que se dice

Muñecas Recortables

Just another WordPress.com weblog

A %d blogueros les gusta esto: