Mi lema es: Si puedes ir al cine solo y disfrutarlo, felicidades ya has encontrado una de las claves para ser feliz,¿Qué más quieres?  ❤

 

La soledad está dotada de muchos connotaciones y cada persona hace suya la palabra según su contexto y su entendimiento,pero bueno yo no pienso hablar de la soledad de la que escribían los poetas suicidas en su versos, ni la de que aquellos que se quejan por no tener pareja, sino de  cuando vas a algún lugar público donde generalmente las personas van en acompañados, pero te la pasas increíblemente bien y empiezas a conocer más de de ti y se vuelve una experiencia gratificante.

 

La primera vez que fui al cine sola, fue poco después  de egresar de la Universidad,  un domingo   de enero con un sol radiante que pintaba para una tarde espléndida, recuerdo haberme arreglado para ir a la cineteca con mi ex novio, en la tarde iríamos, pero antes del medio día me canceló porque había surgido algo de imprevisto.

Recuerdo que tenía muchas ganas de ir a ver Her de Spike Jonze, que estaba nominada a mejor guion en los Óscares , y pensé que tendría que esperarme otra semana para ir, así que llamé a mis amistades para ver quién se disponía a ir conmigo, pasó que  nadie podía, todos estaban ocupados, con compromisos  y me proponían verla otro día con ellos.

Así que me pregunté ¿por qué tengo que esperar a que alguien más pueda ir conmigo para ver la película?

Así que lo hice, fui sola y mi mamá no me creyó, hasta la fecha hago muchas cosas sola y a veces todavía no me cree y piensa que fui con alguien más…

En fin lo hice , tomé mis cosas, tomé el suburbano y el metro, sólo para ver la película que quería ver, no pensé mucho en si no iba con nadie, ni nada sólo  me metí a la sala  con mis palomitas y disfruté un montón la experiencia, reí, lloré, caminé por las jardineras de la cineteca hasta el metro, fue bonito lo que más recuerdo es la sensación de placer y paz que me inundó durante toda mi vivencia desde decidir ir  hasta llegara  casa para decirme ¡Qué genial fui sola al cine y me la pasé increíble!.

Andar a mi ritmo, sentarme donde quería, disfrutar el momento, sin la presión de quedar con otra persona y ajustarse, fue bello, pero más que nada introspectivo.

A partir de ese momento las veces de ir sola a lugares públicos se han repetido muchas veces, de hecho me parece hasta necesario tener esos tiempos de soledad, donde el caos me agota, y las muchedumbres no ayudan.

Haciendo cosas en soledad uno se vuelve más celoso de compartir  su tiempo , lo que implica que uno aprende a elegir con quien pasar sus ratos  y con quien no, digo si te la pasas también contigo mismo no buscas malas compañías, sino aquellas personas que realmente te hacen sentir bien y te aportan buenas charlas y compañías.

Claro que me encanta estar con personas y soy muy sociable, pero he aprendido mucho de mí haciendo cosas solas.

Estando sola en restaurantes he saboreado mejor los platillos porque me concentro en mí al cien y potencio mis sentidos al no estar distraída platicando con alguien sobre algún drama de mi vida.

 

Estando sola en el cine tengo tiempo de hacerme mi propia opinión de una película sin tener  influenciarme con los pensamientos de otros o o hacerlo yo con mis acompañantes, son tus ideas que brotan, no hay más.

Ir sola a los lugares fue también la manera en que comencé a explorar mis pasiones y gustos más personales.

Salir sola también me ha proporcionado momentos de silencio, de tiempos en soledad, que constantemente busco para sentirme en equilibrio.

Saliendo sola deje de tenerle miedo a mi propio caos mental.

También aprendí a disfrutar el tiempo y priorizar la calidad antes que la cantidad, es por eso que después rechazas salidas y un montón de cosas, porque disfruto mucho más mi tiempo y me es tan valioso que no quiero desperdiciarlo comiendo cosas que no quiero, viendo películas que no me interesan o asistiendo a lugares con personas con las que no me inquieta compartir.

Salir sola  también me ha enseñado a validar lo que quiero y deseo a saber que no me gusta , y tener muy claro los rumbos a los que quiero llevar mi vida, y no dejarme llevar por los deseos ajenos.

Estar sola en los lugares, me permite escribir esto por elección y no por otra cosa.

 

cine sola

 

 

 

 

Anuncios