Buscar

El eterno femenino

Por Arantxa Castillo

mes

septiembre 2017

Lo que el sismo me dejó en mis palabras

Se siente extraño aún, es una tristeza colectiva impregnada con aires de angustia lo cual hace más incómoda la sensación, pero la gente ha regresado a sus labores cotidianas, los estudiantes han regresado a la escuela, pero no somos los de antes y en el fondo aunque duele creo que es muy favorable.

Teníamos que parar de juzgarnos por ser diferentes en formas de pensar, que por sí veganos, feministas, taurinos,gays, chairos, reggaetoneros, extranjeros, del norte o chilangos o Godínez, hipsters, fresas.

 

De esperar el cambio en manos de  fuera y culpar a los gobernadores de todo en absoluto sin tomar acción alguna más que la queja, de culpar a los otros por lo que no va  bien en la vida a nivel social, creo que era nocivo seguir esperando que el gobierno, la economía y las utopías marxistas se hicieran realidad y nos salvarán.

Ya era justo que dejarán de decir #Me dueles México cada día, no hay nada que celebrar como cada 15 de septiembre.

Era necesario parar de odiar y rechazar al otro sólo porque no comparte nuestra visión de vida sin comprender que diversos seremos siempre y ninguna vida es más excepcional que otra un vegano no es más que un carnívoro, un empresario no es más que un oficinista, ni un emprededor es mejor que un empleado, somos y punto y vamos en caminos distintos. No hay que luchar por defender nuestras verdades, hay que amarlas y hacer de ellas actos de amor que apapachen a otros.

 

Teníamos que parar de preocuparnos por cosas que poco importan cuando un desastre natural toca nuestra puerta, de peligros irreales que viven en la mente.

De sentirnos esclavos sin libertad ante las circunstancias de poner pretextos para no hacer lo que nos toca.

Teníamos que darnos cuenta que nuestros dones están al servicio de las causas nobles y que tenemos mucho que dar hasta para regalar y sino lo recaudamos, que la ilusión de escasez no es real que sólo tenemos que poner el don al servicio de otros,para saber nuestro potencial ilimitado que demuestra que las crisis nos incitan a accionar y dejar de ser las víctimas del gobierno del sistema y sus contradicciones para ser tan humanos, tan proactivos como nunca lo fuimos, con iniciativas que atraen más y más personas al cambio.

El sismo nos tocó ahora comprendemos

Han pasado 11 días desde el terremoto que afectó varias entidades de la república mexicana incluyendo a la Ciudad de México ocurrió dejando a su paso centenares de muertes, edificios derrumbados, mucha tristeza con aires de ansiedad y también vale la pena decirlo actos de solidaridad bellísimos que han sido nuestro bálsamo ante el dolor, pero eso no quita que enfrentamos una tragedia devastadora que nos ha sacudido con la misma magnitud con la que sucumbió a México.

Hasta hace más de una semana los desastres naturales me parecían muy lejanos y remotos, las palabras desastres naturales, damnificados, centros de acopio, víveres, se me hacían tan ajenas como si fueran parte de un universo distante a la ciudad.

Hasta hace unas semanas supimos que el temblor del 7 de septiembre de este año, que tocó a la Ciudad de México co fuerza pero sólo dejó el susto y bastantes memes que se reían de lo ocurrido, y si todo era risas y diversión hasta que salió en las noticias que ese temblor había devastado municipios enteros en Oaxaca y al mismo tiempo nos enteramos de varios huracanes que azotaron las costas de ciudades americanas.

 

Sin embargo todo ese mundo me parecía tan remoto como si México estuviera protegido por un halo de luz poderoso y simplemente aquí no pasará eso.
Digo además del montón de noticias negativas que por cierto no me gusta ver, tráfico, peleas en el metro, noticias horribles que terminaban en memes para reír un rato en el facebook lejos de eso no concebía un desastre natural en la Ciudad era como inimaginable, digo si estrés, gente malhumorada, delincuencia, asaltos, crisis económica, ajá lo de siempre no?.

Pero ni en mis peores pesadillas, alucines, terrores nocturnos me imaginé que México y en especial La gran adorada y odiada, imponente, deseada, soberbia, diminuta y vasta Ciudad de México eran tan vulnerable como Puerto Rico y su huracán o como Japón y sus terremotos.

Nunca en la vida pensé que fuera una posibilidad y vaya que imaginativa he sido siempre y miedos he tenido muchos.

Ahora pienso mucho no sólo en la Ciudad, sino en los municipios afectados de Oaxaca, Morelos, Puebla y honestamente hasta de los huracanes, siento que ellos también viven estas emociones y enfrentan el dolor colectivo con sus damnificados y su devastación.

De otra manera quizá jamás lo hubiese entendido.

Me tomé el atrevimiento de usar una ilustración de Bonni Sulli❤️🙏

Es hora de entender que No es un camino lineal

 

En lo que va del año 2017, me he puesto aprueba en todos los sentidos ahora de manera consciente he decido salir de todas las zonas de confort conocidas, buscando la manera de reinventarme  de animarme a realizar cosas diferentes con el acierto y la gran satisfacción de darme cuenta que puedo eso y más, pero bueno también he experimentado frustraciones  y tropiezos con  la misma piedra pero más grande y en el peor de los casos he tenido momentos de resistencia  que sólo han logrado irse con la aceptación de  lo que  es tal  y como está sucediendo en el presente sin quimeras, artificios o engaños de la mente.

Lo cual me ha hecho preguntarme en diversas ocasiones ¿Qué estoy haciendo mal para que se me repita lo mismo? O qué me estoy negando a aprender en mi camino para que siga manifestando esos momentos de dolor y frustración.

He aprendido una gran lección y creo que hasta apenas lo entiendo, a finales de 2016 tenía la convicción de que después de haber logrado superar una fuerte depresión ansiedad que tuve   en la Universidad, y encontrarme con un trabajo ideal, personas increíbles casi todos los días, libertad creativa  y experiencias geniales me creí tener la receta del vivieron felices por siempre, y todo en equilibrio.

Yo Arantxa que había leído tanto y todas  las maneras y métodos posibles de sanación que los había aplicado a mi vida con gran resultado, que me psicoanalicé por años, que superé mis propias tormentas,  creí que el equilibrio era una constante lineal y peor aún que el camino lo era también, así que tan pronto empecé a enrollarme en mi propia miel, los obstáculos no tardaron en aparecer.

Creí erróneamente que el equilibrio era una constante y cualquier cosa que la interrumpiera debía hacerla un lado de mi vida, pero  en la vida hay dolores y retos que hay que abrazarlos con amor, asumirse con la humildad de que eres un ser humano y confiar que conllevan un regalo oculto; aunque en el momento no lo parezca.

Esto creo que ha sido gran parte de las cosas que me han frustrado y me han generado mucho dolor, tan pronto empecé a creerme esta quimera de la vida equilibrada, me obsesioné con ahora controlar todo desde mi bienestar, por lo que la vida empezó a ponerme las personas  difíciles que vinieron a trastocar mi  “ilusión de equilibrio”  y de repente me vi otra vez mal completamente en descolocada de mí.

Salir y buscar la puerta de escape como salida de emergencia no resolvió el problema, lo aminoraba en el momento por días todo era de nuevo luz y amor, pero al mes o dos meses después, me volvía a encontrar a mis fantasmas de nuevo  ahora en una película diferente, no lo aceptaba, me negaba, rechazaba, me preocupaba   y terminaba sintiéndome descolocada de toda mi rutina y estrategias de bienestar y en el peor de los momentos aceptaba siento dolor y es el mismo que sentía hace meses.

Sin embargo la resistencia de nuevo estaba ahí, la intolerancia a otros, las ganas de tomar las maletas y buscar otro destino a la de ya,  eran como parte de mí, sentía que quedarme a enfrentar ese dolor  me ponía en peligro emocional, mi ego tratando de buscar pretextos para irse de inmediato, dejando de vivir el presente, comparándome con otros y juzgándome por sentirme mal de nuevo.

 

Tomé decisiones me acerqué más a mis objetivos, me conecté con mis pasiones que cada vez tomaban más fuerza y encontré que mi motivación ya no sólo era interna, sino implicaba a los demás y las ganas de poner mi energía creativa en darle valor a los demás con mis proyectos, pero bueno no era un negocio, era mi arte, pero   por el momento  no tenía dinero, y  no contaba más que  con la motivación y mi creatividad que no eran suficientes para lo que mis circunstancias requerían, eso me provocó miedo frustración y mucha incertidumbre de qué iba ser ahora de mí,  así que de nuevo entró el  Yo queriendo controlar, el debería ser así y no de tal manera, él no me moveré de aquí hasta que las cosas sean como tienen que ser porque es el camino que yo elijo y quiero.

Quizá pasó un mes y la resistencia ya no sólo era mental sino física, empecé experimentar otra vez lumbalgia, dolores musculares y ahora noches en vela de verdad,  me vi tres noches llorando a media noche porque ya no sabía qué hacer y me preocupaba no dormir, pero afortunadamente llegó un mensaje  en un video que me hizo entenderlo.

Aceptar lo que es, confiar, fluir y dejar la resistencia

Me sinceré a mí misma y me dije no sé cómo llevar mi vida, quiero  esto, pero no tengo los medios para llevarlo a cabo, necesito dinero y los aprendizajes para hacerlo, no tengo la más remota idea, pero estoy cansada de luchar ya no lo haré, confío a dónde me lleves, porque no puedo seguir con estos sentimientos que me lastiman  y no me llevan a ningún lado.

Tomé decisiones  elegí tomar el camino sola, cuando no aceptaba que no soy una isla y había aprendizajes incompletos así que tome de nuevo otro rumbo, y  bueno  de nuevo me vi con las mismas emociones que me obligan a aceptar que no son mis papás,  no eran mis jefes, no eran las personas, no era el sistema, sino yo la que voy con la misma herida abierta esperando ponerle un curita que se rompe en menos de lo que imagino.

 

 

En el último mes de verdad he llorado mucho por resistirme a lo que es.

Qué duro para mí aceptar que lo que ya creíste superado te duele y peor aún ver que no sólo me dolía sino empezaba a buscarlo de forma inconsciente para irme alejando de lo que realmente me hace feliz .

 

Me ha pasado días diciéndome por qué no dormía lo suficiente, porque me costaba tanto relajarme y porque experimentaba síntomas de ansiedad tan parecidos a la primera vez y hasta nuevos como las taquicardias,  y porque empezaba  a caer en mis trampas  mentales como si fuera hace tres años: la respuesta es la resistencia a aprender y  encontrar un distractor para enfocar el dolor en el lugar equivocado y no asumir la humildad del camino que se presenta, hay que transitarlo con amor.

Me he dado cuenta que el camino no es lineal, que no es una  recaída es una resistencia a desbloquear el nuevo obstáculo que se presenta, a seguir sanando y conducirme exacto a donde quiero, y que si sueltas de verdad, siempre siempre todo empieza tomar su lugar a su momento.

 

HE aquí yo salí del closet al hablar de mi ansiedad .

Lo que aprendí de ir al cine sola

Mi lema es: Si puedes ir al cine solo y disfrutarlo, felicidades ya has encontrado una de las claves para ser feliz,¿Qué más quieres?  ❤

 

La soledad está dotada de muchos connotaciones y cada persona hace suya la palabra según su contexto y su entendimiento,pero bueno yo no pienso hablar de la soledad de la que escribían los poetas suicidas en su versos, ni la de que aquellos que se quejan por no tener pareja, sino de  cuando vas a algún lugar público donde generalmente las personas van en acompañados, pero te la pasas increíblemente bien y empiezas a conocer más de de ti y se vuelve una experiencia gratificante.

 

La primera vez que fui al cine sola, fue poco después  de egresar de la Universidad,  un domingo   de enero con un sol radiante que pintaba para una tarde espléndida, recuerdo haberme arreglado para ir a la cineteca con mi ex novio, en la tarde iríamos, pero antes del medio día me canceló porque había surgido algo de imprevisto.

Recuerdo que tenía muchas ganas de ir a ver Her de Spike Jonze, que estaba nominada a mejor guion en los Óscares , y pensé que tendría que esperarme otra semana para ir, así que llamé a mis amistades para ver quién se disponía a ir conmigo, pasó que  nadie podía, todos estaban ocupados, con compromisos  y me proponían verla otro día con ellos.

Así que me pregunté ¿por qué tengo que esperar a que alguien más pueda ir conmigo para ver la película?

Así que lo hice, fui sola y mi mamá no me creyó, hasta la fecha hago muchas cosas sola y a veces todavía no me cree y piensa que fui con alguien más…

En fin lo hice , tomé mis cosas, tomé el suburbano y el metro, sólo para ver la película que quería ver, no pensé mucho en si no iba con nadie, ni nada sólo  me metí a la sala  con mis palomitas y disfruté un montón la experiencia, reí, lloré, caminé por las jardineras de la cineteca hasta el metro, fue bonito lo que más recuerdo es la sensación de placer y paz que me inundó durante toda mi vivencia desde decidir ir  hasta llegara  casa para decirme ¡Qué genial fui sola al cine y me la pasé increíble!.

Andar a mi ritmo, sentarme donde quería, disfrutar el momento, sin la presión de quedar con otra persona y ajustarse, fue bello, pero más que nada introspectivo.

A partir de ese momento las veces de ir sola a lugares públicos se han repetido muchas veces, de hecho me parece hasta necesario tener esos tiempos de soledad, donde el caos me agota, y las muchedumbres no ayudan.

Haciendo cosas en soledad uno se vuelve más celoso de compartir  su tiempo , lo que implica que uno aprende a elegir con quien pasar sus ratos  y con quien no, digo si te la pasas también contigo mismo no buscas malas compañías, sino aquellas personas que realmente te hacen sentir bien y te aportan buenas charlas y compañías.

Claro que me encanta estar con personas y soy muy sociable, pero he aprendido mucho de mí haciendo cosas solas.

Estando sola en restaurantes he saboreado mejor los platillos porque me concentro en mí al cien y potencio mis sentidos al no estar distraída platicando con alguien sobre algún drama de mi vida.

 

Estando sola en el cine tengo tiempo de hacerme mi propia opinión de una película sin tener  influenciarme con los pensamientos de otros o o hacerlo yo con mis acompañantes, son tus ideas que brotan, no hay más.

Ir sola a los lugares fue también la manera en que comencé a explorar mis pasiones y gustos más personales.

Salir sola también me ha proporcionado momentos de silencio, de tiempos en soledad, que constantemente busco para sentirme en equilibrio.

Saliendo sola deje de tenerle miedo a mi propio caos mental.

También aprendí a disfrutar el tiempo y priorizar la calidad antes que la cantidad, es por eso que después rechazas salidas y un montón de cosas, porque disfruto mucho más mi tiempo y me es tan valioso que no quiero desperdiciarlo comiendo cosas que no quiero, viendo películas que no me interesan o asistiendo a lugares con personas con las que no me inquieta compartir.

Salir sola  también me ha enseñado a validar lo que quiero y deseo a saber que no me gusta , y tener muy claro los rumbos a los que quiero llevar mi vida, y no dejarme llevar por los deseos ajenos.

Estar sola en los lugares, me permite escribir esto por elección y no por otra cosa.

 

cine sola

 

 

 

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A.K.A

[Also Known As]

Psic. Beatriz Acevedo

Mi misión es ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas a través de la terapia psicoanalítica

Arantxa Castillo

Contar historias, imágenes y palabras.

el eterno gourmet

AFICIONADOS AL PLACER

felicespasosdotcom.wordpress.com/

Me gustan los tacones, me gustas tú.

Ruta ociosa

Ocio y aventura en un mismo sitio

TIPS DE FER

by Fer Gallegos

El eterno femenino

Por Arantxa Castillo

palabrasaflordepiel

Y un poquito más adentro

imaFEMario

UN ESPACIO VIRTUAL PARA LA IMAGINACIÓN FEMENINA

supermujer.net

Psicologia de la mujer, inteligencia emocional, bienestar, belleza y salud.

!Déjenme vivir! Blog

Explorando medios de insumisión civil que permitan el experimento de vivir

SandraVicen

Marketing Internacional

tallerdecaligrafia

Taller de caligrafía en la ciudad de méxico. Uncial, gótica, cancilleresca, cursiva, brushpen y todo sobre tintas, papeles y herramientas.

Desde la jaula

Donde la opinión no siempre es lo que se dice

Muñecas Recortables

Just another WordPress.com weblog

A %d blogueros les gusta esto: