Esto tengo que decir al respeto del pequeño duelo.

gafas

El lunes pasado descubrí que no estaban mis gafas favoritas, las PERDÍ.., no, no  pertenecían a alguna marca en especial, eran color  negro, modelo clásico ,  tanto  como un Little black dress, una pizza tres quesos,  Marilyn Monroe, Chaplin  etc, nada  exótico, ni que no pueda volver a encontrar, pero los clásicos son los clásicos y eran mis lentes FAVORITOS.

giphyan (4)

¿Qué cómo me siento?

Sentí horrible descubrir después de una exhaustiva búsqueda entre mis pertenencias, se habían perdido que seguro quedaron por ahí en alguna parte de la ciudad quizá en un teatro, o en un baño público, no tengo la remota idea, pero se han ido al  cielo de los objetos olvidados que duele no volver a verlos.

hanna

 

No  era que fueran carísimas, tampoco creo que sea materialismo, pero sentí tristeza, claro podría parecer alguna extraña patología  obsesiva o drama ridículo estilo Carrie Bradshaw en Sex and the city,pero en mi defensa  encuentro que los accesorios para mí, no son sólo componentes de un atuendo especial, para mí  van mucho más allá de eso tiene un valor personal y sentimental.

fast fashion1

Es como cuando montan un  platillo esa decoración perfecta de los montajes de los cócteles , de los vestuarios de las películas, esos “te diste cuenta que en la foto aparece algo que los demás no notaron”, son los detalles que valen mucho y dicen aún más, es parte de un estilo y proyectan tu personalidad  y a mí algunos de estos artilugios  me hacen sentir maravillosamente feliz al salir de casa con ellos una sensación de comodidad que encuentro importante en la vida.

giphy (8)

Son  como las canciones que te acompañan en cierta época de tu vida y  que  oías una y otra vez en determinado momento o quizá en uno muy significativo y siempre te evocaran esos momentos, aunque pase el tiempo, pero las canciones  siempre podremos volver a oírlas.  Los accesorios perdidos jamás.

Entre más pasa el tiempo compro menos accesorios que antes, los selecciono con mayor meticulosidad y decoro de saber que prefiero menos que más,  no elijo precisamente por tendencias, ni colores,  pero  siempre me evocan algo o alguien, tiene mucho que ver con el cine o con mis colores favoritos o afición a ciertas cosas, a veces me parecen pequeños tesoros que debo traer a  mi casa, por la forma en la lucen o porque siento que tienen algo de mí.

Mis adorables gafas me recuerdan por ejemplo a Audrey Hepburn  en Breakfast at Tiffanys  caminando por las calles de New York, por eso me agradan tanto y les tengo un cariño especial tiene un encanto enigmático, un toque misterioso, de sobriedad y sencillez Chaneliana y un cariz de  sutil elegancia, son perfectas y se adaptan  a todo los outfits posibles.He creado mil historias visuales me acompañaron a fiestas, salidas, encuentros, cenas, graduaciones.

audrey-hepburn-desayuno-con-diamantes-y-un-vestido-de-givenchy_reference

, además me han acompañado en momentos especiales, me traen muchos recuerdos y  pertenece dentro de mi clóset  a la categoría de objetos que me hacen feliz, creo que  eran muy mías, en todos los sentidos.

Sentí un vacío  y al mismo tiempo pensé que ridiculez y sentí vergüenza de mí, que dedico gran parte de mi tiempo a predicar la lección del  Suelta y fluye, después recordé el maravilloso documental de Iris Apfel , la célebre coleccionista de accesorios, cuya fascinación, colección, y amor por ellos, la llevó a convertirse en un icono de moda  con más  de  ochenta años de edad, pensé que seguro ella me entendería, yo podía comprender su colección y la valía que tiene para ella  el cazar tesoros como ella le llama a sus búsquedas, porque asegura que comprar no es lo mismo que buscar y ella busca, no va por estilos, ni tendencias, ni marcas, va  a bazares, tanto como boutiques o mercados de artesanías.

iris apfel 11
Iris Apfel, la coleccionista de accesorios y un ícono de moda.

 Iris Apfel comprende perfectamente que los accesorios no son “accesorios”, es un valor que le añadimos al dejar que formen parte de nosotros ya sea por quien nos los entregó o por esas veces que estuvieron en momentos importantes, por eso siento que mis gafas se hubiesen llevado una parte mía.

 

Anuncios