Dos mundos se encuentran cuando el espectador tiene su primer encuentro con el arte de  otro, y sus creaciones logran hacerte sentir que hay algo tuyo ahí, es un espejo, el autor ha atrapado una parte de ti, aún sin conocerte, pero no eres tú, es el mundo de  un  artista que se  ha estrellado contra el tuyo, sus emociones, fantasías y obsesiones te reflejan.

Así me pasó cuando vi por primera vez las ilustraciones de Bonni Suli,  quien retrata la belleza femenina  con un estilo único que  su autora define inspirado en lo etéreo, sus obras muestran mujeres con rasgos dulces y tiernos como  Lolitas con facciones tan suaves y frágiles, expresiones serenas y relajadas que transmiten la paz con la que su autora se sienta a dibujarlas cuidando cada detalle desde el cabello y sus peinados, su vestuario, los colores , el maquillaje, las chapitas esenciales en su estilo y muchas flores.

“Yo pinto como respiro, es algo que me llena y no puedo dejar de hacerlo”, dice Boni Suli, quien tiene 25 años y estudió Diseño y comunicación Visual en la Fes Cuautitlán.

En entrevista me platicó mucho sobre sus ilustraciones  y las opiniones que se generan en torno al panorama de la ilustración en tiempos de facebook.

¿Qué te inspira a pintar?

Diría que lo etéreo y lo cotidiano,no soy fanática del realismo, me gusta expresar el mundo como lo veo y pinto las cosas que me encantan como las flores, la moda, los colores, los conejos, por los cuales tengo una obsesión y una inclinación por la belleza asiática y nórdica,. Tengo un gusto particular por la cultura asiática desde niña y  me encanta la belleza de sus rostros tan sutiles y frágiles de facciones pequeñas que no necesitan grandes detalles para resaltar.

Algo que está presente en cada ilustración son las personas que le rodean, asegura que cada dibujo plasma a alguien que ha marcado  su vida o le ha provocado alguna emoción.

La belleza  no es fácil definir pues varía según la mirada, la época y el contexto cultural pero para Bonni la belleza radica en ese algo especial que encuentra en las personas, ya sea un gesto, unas chapitas, una sonrisa, algo que los hace ser bellos.

¿Con qué frecuencia te pones a ilustrar?

Pinto diario pues el no hacerlo me hace sentir rara, generalmente lo hago después de mi trabajo, al llegar a casa y en un espacio de relajación nocturna, pues  es mi momento feliz, después del estrés del día y procuro hacerlo de forma tranquila  y que eso  se refleje en   las mujeres de mis ilustraciones con poses serenas y calmadas.

¿Tus ilustraciones evocan bocetos de moda, que tanto te influye y quienes son tus diseñadores favoritos?

Amo hablar de moda y el diseño de modas es una pasión que me gustaría estudiar diseño de modas  a futuro, de hecho ilustro colecciones que surgen de lo que me inspira como los colores de hecho no me explico cómo puede haber personas que siempre vistan de negro. Esas colecciones las uso en mis ilustraciones,me encanta el trabajo del diseñador  Raf Simons  y lo que hizo cuando trabajó en Dior  , por la forma en que combina colores y texturas y me gusta el trabajo de Alessandro Michele de Gucci.

¿Por qué mujeres?

Es interesante pero definitivamente creo que porque soy mujer conozco perfectamente la anatomía femenina y esa versatilidad de la figura de la mujer me permite jugar con sus formas, ángulos y detalles.

¿Qué técnica utilizas y por qué?

Uso técnica mixta  o sea más de una, la principal es la acuarela, el lápiz a color y de vez en cuando carboncillo y  muy ocasional la ilustración digital, me encantan las nuevas tecnologías pero  esa sensación de tener los dedos manchados de pintura de sentir el papel de borrar y poner los detalles a mano  es un contacto que se pierde con la ilustración digital.

¿Qué te caracteriza como ilustradora?

El perfeccionismo, las personas perfeccionistas nunca estamos satisfechas con el trabajo, borramos  muchas veces  y cuando queda terminado  siempre sientes que pudiste haber hecho algo mejor.

¿Qué opinas de las redes sociales  y su relación con los ilustradores?

Las redes sociales son un arma de doble filo, es una plataforma para exponer tu arte, sin embargo a veces me encuentro con excelentes ilustradores con gran técnica y talento y veo su trabajo perdido con poco reconocimiento y en cambio ilustraciones que no conllevan el mismo esfuerzo  y dedicación, ser muy populares en las tendencias de internet, pero bueno quizá es una cuestión de aprender a manejar sus redes.

¿Qué retos enfrentas como ilustradora y de qué manera valoras tu trabajo en términos monetarios?

Lo más difícil es encontrar un estilo propio, en el mercado hay tantos ilustradores que uno debe pensar que hacer para diferenciarse de entre ellos.

En el aspecto económico aún existe un estigma con el artista, todavía me he encontrado personas que me piden una ilustración preguntan por su precio y me dicen: “Tanto por un dibujo”, me molesta que haya gente que no entienda el valor de nuestro trabajo, sin embargo poco a poco yo voy valorando lo que hago por el tiempo, dedicación, días y pasión que entrego en cada una.

Un evento que me hizo empezar a reconocer el valor de lo que hago fue la colaboración con la marca Grace & Momoss, que me contactó, para hacer una serie de ilustraciones de Frida Kahlo con mi estilo para su colección  de carteras, fue una experiencia maravillosa que me buscaran y ver en la calle personas que habían comprado esas carteras.

Anuncios