Marilyn por Cecil Baton

cecil beaton 1956

“Es una hermosa criatura. No lo digo en el sentido evidente, en el aspecto quizá demasiado evidente. No creo que sea actriz en absoluto, al menos en la acepción tradicional. Lo que ella posee, esa presencia, esa luminosidad, esa inteligencia brillante, nunca emergería en el escenario. Es tan frágil y delicada que sólo puede captarlo una cámara. Es como el vuelo de un colibrí: sólo una cámara puede fijar su poesía. Pero el que crea que esta chica es simplemente otra Harlow o una ramera, o cualquier otra cosa, está loco” Esto decía Miss Collier en el cuento que hizo Truman Capote ; bello fragmento que condensa en unas cuantas líneas  el encanto que tenía la personalidad de Norma Jeane, el icono sexual del siglo XX , mejor  conocida por todos como Marilyn Monroe.

 Marilyn  poseía una personalidad francamente encantadora, era sincera y simpática tal y como se dejó ver en diversas entrevistas, pero había una mujer  un tanto oculta entre las capas de maquillaje y la sensualidad desbordante que emanaba con su presencia, una chica   insegura, sensible, culta, con mucha tristeza , pero con la capacidad de mostrarse alegre. “Sé que nunca seré feliz, pero sé que ¡puedo ser muy alegre! Acuérdese, ya le conté que Kazan me dijo que era la chica más alegre que había conocido nunca y creo que ha conocido a unas cuantas.” Le escribió Marilyn a su  psiquiatra el Dr Ralph Greensom.

 Una de las mujeres más deseadas de la pantalla grande,  que por fortuna o desgracia quedó atrapada en el personaje de la rubia coqueta y boba,  poseedora de una sonrisa ingenua, con su cabellera platinada y las curvas de un estructural cuerpo fue una mujer muy intensa emocionalmente, de temperamento frágil, un alma lírica, creativa y poeta que se escondía detrás de la imagen de Sex symbol que sigue  cautivando a las nuevas generaciones.

Tenía fama, dinero y belleza. Marilyn sabía que la fama era voluble y ella había experimentando sus ventajas y desventajas, sin embargo  el hecho de ser la mujer más deseada  y estar rodeada de personas que la idolatraban  no impedía que la rubia actriz se sintiera terriblemente sola, “¡¡¡Sola!!! , Estoy sola-siempre estoy sola  sea como sea” escribió Marilyn en la primera página de un cuaderno de notas, pues sentía una gran necesidad por expresar sus emociones en papel, desde que era joven lo hacía, entre las horas muertas de los rodajes, en sus tiempos libres, cuando le venían la crisis o  en sus escasos momentos de felicidad.

Marilyn rubia

Más allá de los reflectores había una Marilyn escritora y poeta que compartía sus pensamientos en papel, muy pocos conocieron éste aspecto de la actriz, sus aspiraciones literarias y sus ganas de escribir sus sentimientos e ideas en las cuales escribió sobre su soledad, el desamor, el abandono, la alegría y el suicidio. Estos pensamientos están al descubierto en el Libro “Marilyn Monroe: Fragmentos “ editado en el año 2010 por Bernard Comment y Stanley Buchthal, esta obra revela sus escritos, cartas y diarios personales desde 1943 a 1962.

Socorro, socorro.

Socorro.

Siento que la vida se me acerca

cuando lo único que quiero

es morir.

Grito –

empezaste y terminaste en el aire

pero ¿qué hubo en medio?

Marilyn Monroe 1961

Sus pensamientos los escribía con mucha originalidad a veces en prosa o en verso, que dejaban ver una Marilyn poeta, con gran sensibilidad detalla sus inseguridades, tristezas y emociones que su mayoría denotan una mujer que nunca se sintió realizada. Arthur Miller  declaró “fue una poetisa callejera que habría querido recitar sus versos a una multitud ávida de arrancarle la ropa.”

 Norma Jeane, creció en medio de una infancia turbulenta, entre orfanatos, padres adoptivos y una violación sexual. Gladys, su madre biológica se veía imposibilitada para cuidarla, la primera razón era las cuestiones monetarias, la segunda fue su inestabilidad mental . Cuando Marilyn tenía siete años, Gladys consiguió una hermosa casa en los alrededores de Hollywood y la llevó a vivir con ella, un momento hermoso en la vida de la pequeña Norma Jeane, pues su verdadera madre, una mujer hermosa, pero que casi  nunca  sonreía ; venía a rescatarla de una infancia difícil.

Un día observó  con mucha curiosidad un retrato que se encontraba en el  departamento de su madre, era un hombre con sombrero y bigote. Cuando supo  que aquel hombre era su verdadero padre, experimentó por primera vez la felicidad, mirarlo y saber que ella le pertenecía le dio una grata alegría, al poco tiempo hizo un álbum de recortes y pegó el rostro de Clark Gable porque se parecía a la foto de su padre, con quien curiosamente actuaría su última película.

 El abandono estuvo presente en la vida de Marilyn, pues a los pocos meses de vivir con su mamá en una linda casa de paredes blancas, la enfermedad mental de Gladys hizo su aparición y una vez más se veía incapaz  de  cuidarla, por lo cual desde muy pequeña fue declarada bajo tutela del estado. La ilusión de vivir con  su mamá le fue arrebatada  por la locura.La ausencia de sus padres marcó la vida de Norma Jeane. Heridas que se convertirían en cicatrices muy profundas que definirían la personalidad de Marilyn Monroe.

 Gracias a su gran atractivo, Norma Jeane , se convirtió en modelo de revistas y publicidad. Cambió su cabello castaño rojizo por el rubio platinado que le daría ese toque  seductor ,cambió  su nombre por Marilyn Monroe y poco después firmaría un contrato con 20th  Centhury Fox, y así  vendría su primer película “The asphalth  jungle” dirigida por John Huston.  La vida empezaba  a sonreírle gratamente, el éxito profesional y el dinero fueron llegando a su vida, sin embargo nunca estuvo preparada para ser feliz “La fama y la felicidad creo yo es desde luego algo pasajero y parcial para una niña abandonada” afirmaba Marilyn en su última entrevista.

La sonrisa explosiva y franca de Marilyn Monroe  nos dejaba ver a una mujer divertida y abierta que sabía ser alegre con la vida, su personalidad desenfadada logró que se convirtiera en una personaje entrañable, sus declaraciones atrevidas sobre el sexo que  transgredían  la moral establecida , sin parecer vulgar, era muestras de una mujer que dejaba atrás los prejuicios y se animaba a jugar con el sexo frente a las cámaras sin miedo alguno.                                                                                                            marilyn sonriendo

Diivertida y sincera, no era la mujer que tantas veces  encarnó en el cine, pues sus inquietudes intelectuales  la llevaron a prepararse y tomar cursos de literatura, Al principio de su carrera artística. Marilyn se preparaba arduamente. No iba a los estrenos de sus películas, ni a las conferencias de prensa, ni a las fiestas, la razón era simple: tomaba cursos  de literatura  en la Universidad de Los Ángeles. una mujer como ella que pensaba mucho y sentía mucho, vivía con gran curiosidad de conocimiento lo cual la llevaba a leer autores como James Joyce (de sus favoritos), Fiódor Dostoievski , Gustave Flaubert, Albert Camus, Ernest  Hemingway,Walt Whitman,  Heinrich Heine, Saul Bellow, Carl Sandburg, incluso forjó una gran amistad con el escritor estadounidense Truman Capote  e Isak Dinesen, la rubia sentía gran atracción por los intelectuales y artistas y eso quedó más que comprobado cuando se enamoró del dramaturgo  y escritor Arthur Miller , quien sería su último marido.

                          Marilyn-reading-Leaves-of-Grass-1024x791

marilyn Leyendo

EN EL AMOR… Tal vez ningún hombre supo comprender su personalidad apasionada y melancólica. Se casó tres veces, la primera con James Dougherty, cuando apenas tenía 16 años, enamorada pero al mismo tiempo en busca del brazo protector que la salvara del orfanato. La segunda vez  con  la leyenda de béisbol,Joe DIMaggio, un hombre profundamente enamorado y bastante celoso que no podía soportar la idea de que su mujer fuese tan deseada entre los caballeros y jamás pudo   compaginar con la vida de una diva del cine,  y por último con el dramaturgo Arthur Miller, 10 años mayor que ella, inteligente y quizá el que mejor pudo adentrarse a aquel mundo de melancolía que había en Marilyn Monroe. Fue amada por sus tres maridos, pero jamás comprendida y realizada.

Sus amores ocultos: Frank Sinatra, Marlon Brando (más amigo que amante), Elia Kazan, Yves Montand, John F. Kennedy y Robert kennedy del que se ha rumorado que la mandó a asesinar, en lo personal yo no comparto esta teoría porque Marilyn deja escrito en sus memorias y en sus diarios ideas relativas al suicidio, además era adicta a los barbitúricos que le ayudaban  a conciliar el sueño, a tal grado que tenía que tomar estimulantes en las mañanas para poder continuar sus actividades de estrella de cine.

Eterna impuntual :Los que conocieron a Marilyn Monroe en la intimidad sabían perfectamente de su dificultad para llegar temprano a las citas, Truman Capote retrata ésta peculiar defecto que era una especie de sello de personal  de la actriz de “Los caballeros las prefieren rubias”. En sus memorias explica el porque de estos contratiempos, pues no era una cuestión de arrogancia:”Cuando debo ir a cenar a alguna parte a las ocho, me quedo tendida en la bañera durante una hora o más. Llegan las ocho y todavía sigo en la bañera. Voy echando perfumes en el agua y dejando que se vacíe el agua y llenando de nuevo la bañera con agua limpia. Olvido que son las ocho y mi cita para cenar. Sigo pensando y sintiéndome muy lejos. A veces conozco la verdad de lo que estoy haciendo. No es Marilyn Monroe la que está en la bañera sino Norma Jeane”. Siempre estuvo presente Norma Jean, en especial aquel recuerdo en el que  solía bañarse en agua que había sido utilizado por seis u ocho personas y  Marilyn Monroe ahora consentía a Norma Jeane dejándola bañarse en agua pura y limpia.

Estaba obsesionada con la idea de encontrarse a ella misma.” Estoy intentando encontrarme a mi como persona, a veces eso no es fácil de hacer. Millones de personas viven toda su vida sin encontrarse”. Marilyn sin duda fue una de ellas.

 Arthur Miller escribió un diálogo muy proyectivo para el filme “Vidas rebeldes” (la última cinta de Monroe) en el cual el personaje de Clark Gable  le dice a la chica rubia : ¿ Puede un hombre sonreír cuando contempla a la mujer más triste del mundo?. A lo que el personaje de Marilyn le contesta  “Pues todo mundo piensa que soy muy alegre”- Eso es porque cualquier hombre se siente feliz al mirarte  replicó  Gable. Quizá  la escena más recordada de la película, porque inevitablemente la vida la personalidad de Marilyn Monroe quedaba al desnudo en ese par de líneas.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         Marilyn Monroe y Arthur Miller

                                                                  Arthur Miller

Marilyn decidió comprar una casa en Bretwood, en Los Ángeles, por recomendación de su psiquiatra  Ralph Greensom, una casa de estilo colonial, la única propia de la actriz, en la cual se encontraba en la entrada la leyenda en latín  “Cursum Perficio “ que significa “ Aquí acaba el viaje” y ahí mismo fue cuando  Marilyn le dio  las buenas noches a la sirvienta, Eunice Murray y se encerró  en su alcoba. Al día siguiente un 5 de agosto de 1962, encontraron su cuerpo desnudo sinvida. En su mano sostenía el teléfono, sin embargo nadie sabe a quién intentó llamar y por qué motivo. La causa de muerte: sobredosis  de Nembuctal, un poderoso fármaco contra la ansiedad y el insomnio que en grandes dosis llega a ser mortal. Aquel día la diva se fue, sin embargo su repentina muerte logró que Marilyn Monroe  alcanzará la inmortalidad, pues a  52 años de su muerte sigue siendo recordada con mucho cariño y su imagen ha quedado profundamente grabada en la memoria colectiva

“Solía tener la sensación de que estoy engañando a alguien, no sé a quién, puede que a mi misma puede que a los demás” Marilyn Monroe

Anuncios